¿Qué es lo contrario del cero absoluto?

Cambio climático

Hacía mucho tiempo que no me dejaba caer por una de mis webs favoritas, The Straigh Dope, y echaba de menos a su sabiondo y cachondo (fingidamente borde) instigador, Cecil Adams, así que clic clic, allí me planté…

¡Qué curioso! Normalmente las dudas que le plantean sus lectores, en busca de alguien que combata la ignorancia (su leitmotiv desde hace décadas) son cuestiones que yo mismo me había hecho alguna vez. Sin embargo la de hoy me tomó por sorpresa.

¿Qué es lo contrario del cero absoluto? ¿Existe una temperatura máxima alcanzable? Pues va a ser que si. Habemus límite superior.

Si Adams no nos miente se trata de una temperatura inconcebiblemente alta llamada Temperatura de Planck, una de esas curiosidades científicas que no sirven realmente de mucho. El universo tenía esa temperatura durante el primer instante de Planck tras el Big Bang (10^-43 de segundo), y hablamos de 10^32 Kelvin.

Puede que esa cifra no te diga nada, pero si la comparas con la temperatura en centro de nuestro sol (10^6 Kelvin) pues te vas haciendo una idea.

Resulta más sencillo entender el cero absoluto que la temperatura de Planck. Percibimos el calor en función del movimiento, cuanto más frío es algo menos movimiento interno exhiben las moléculas que lo componen. Al llegar al cero absoluto (0 Kelvin) el movimiento molecular virtualmente se detiene.

Sin embargo, en el otro extremo, cuanto más rápidas se muevan las moléculas más caliente estará ese algo. A 10^10 Kelvin, los electrones se mueven a velocidades próximas a la de la luz, pero también se hacen más masivos, por lo que su temperatura puede seguir aumentando. A 10^32 Kelvin, la citada Temperatura de Planck, las gigantescas densidades obtenidas por esos electrones harían, en caso de que pudieran seguir calentándose, que se convirtieran en agujeros negros, y en ese punto lo que sabemos sobre el espacio y el tiempo se colapsa.

Así pues, la Temperatura de Planck es el límite calórico superior que se puede alcanzar. O al menos, como bien indica Adams, en ese punto alcanzamos la temperatura más alta concebible de acuerdo a las presentes teorías, lo cual no quita que una futura teoría cuántica de la gravedad nos permita imaginar temperaturas aún más altas.

Aunque a Adams, según concluye, tal posibilidad le deja frío.

Me enteré leyendo The straight dope.

Historia de la mujer que recuerda todos los días de su vida

cerebro-electronico

Científicos de la Universidad de California Irvine (UCI), confiesan estar atónitos con la habilidad casi perfecta de una mujer para recordar tanto los grandes sucesos como los detalles más pequeños. De hecho, su memoria es tan detallada e inusual, que los investigadores han llegado literalmente a afirmar que jamás han visto nada igual.

Dale una fecha y ella podrá decirte lo que sucedió: si emitieron el último episodio televisivo del culebrón Dallas, el día en que la esposa del actor Robert Blake fue asesinada, el día en el que se estrellaba el avión de Lockerbie, la invasión iraní de la embajada estadounidense, el día en que se aprobó la Proposición 13 en California, el día en que se estrelló un avión en Chicago. Incluso podrá decirte lo que estaba haciendo en ese momento. Recuerda hasta el tiempo que hacía.

Su vida es como una película en un bucle infinito, llena de emoción. Nada de lo que le ha sucedido, bueno o malo, se le puede escapar.

Cuando se le pidió, en noviembre del 2003, que enumerara las fiestas de Pascua desde 1980, la mujer judía y de 40 años, dio a los científicos una lista con 24 fechas que solo tenía un único error. Incluyó detalles de lo que había hecho en cada uno de esos días.

“El 6 de abril de 1980, terminaron las vacaciones de Pascua en mi curso de noveno grado; el 15 de abril de 1990 hice galletas, al día Siguiente S. rompía su relación conmigo; el 11 de abril de 1993 haraganeé todo el día, cené espaguetis con R. “

Los investigadores de la Universidad de California Irvine (UCI) fueron capaces de verificar sus recuerdos al compararlos con sus anotaciones en los diarios que ha ido escribiendo, casi diariamente, desde los 10 a los 34 años. En algunos casos, también pudieron confirmarlo por los recuerdos de su madre.

Sus hallazgos se han publicado en un artículo en la edición actual de la revista Neurocase. La mujer es identificada solo por sus iniciales AJ. Su habilidad única para recordar perfecta e instantáneamente detalles de su pasado ha llevado a los científicos a proponer un nombre para su condición: “síndrome hipertiméstico”, nombre de raiz griega basado en la palabra “timesis” que significa “recuerdo” más el prefijo “hiper”, que significa “por encima de lo normal”.

El investigador de UCI James McGaugh comentó que no existía documentación sobre nada similar en la literatura científica.

La mujer no utiliza mecanismos mnemotécnicos para recordar su vida.

Parece surgir de alguna clase de habilidad innata que los investigadores aún no pueden explicar.

Esperan realizar una resonancia magnética para determinar si existe algo inusual en la estructura de su cerebro.

También esperan que el hecho de trasladar su historia al público anime a otros con la misma habilidad a salir a la luz.

“Si existen más personas de este tipo podríamos hacer ciencia seria con ellos y encontrar que es lo que lo causa; por ejemplo mediante análisis genéticos”, comentó McGaugh.

“Es muy complicado de hacer con un solo sujeto. Si tuviéramos a unos cuantos, podríamos realizar una consulta científica a escala completa”.

McGaugh comentó que tanto él como su equipo de investigación habían realizado numerosas pruebas para asegurarse de que AJ no les estaba tomando el pelo.

McGaugh es director y fundador del Centro para la Neurobiología del Aprendizaje y la Memoria de la UCI, y profesor e investigador en la universidad, donde estudia el papel de los sistemas cerebrales en la regulación del aprendizaje y la memoria. Su equipo de investigación incluye a la neuropsicóloga, nativa de Toronto, Elizabeth Parker. Además su equipo realiza consultas a Endel Tulving, docente en la Universidad de Toronto y autor de la obra Elements of Episodic Memory (Elementos de la Memoria Episódica).

McGaugh explicó que fue AJ quien le escribió hace seis años.

“Intenté detectar el truco empleando todas las argucias que pude”, comentó. Un día, sin avisarla, le pedí que recitase todas las fechas en las que nos habíamos entrevistado durante los últimos cinco años. Lo hizo, añadiendo como era el tiempo ese día y dando otros detalles personales, como cuando McGaugh se fue a Alemania.

“Simplemente lo hizo sin esfuerzo”, dijo McGaugh. “Si me preguntan a mi: ‘¿cuándo hiciste ese viaje a Alemania?’, me habría equivocado en un año. Ella supo la fecha exacta”.

La sometió repetidamente a preguntas triviales.

“Tiene 40 años, de modo que generacionalmente no estaría demasiado interesada en Bing Crosby así que le pregunté ‘¿Cómo y dónde murió?’, ella respondió: ‘Oh, murió durante un partido de golf en España’, y me dio la fecha. ¿Podrías tu hacer eso?”.

Su memoria es al mismo tiempo una bendición y un castigo, añadió McGaugh.

“Paso todo el tiempo pensando en el pasado”, le confesó a McGaguh.

“Es como ponerse a ver una película que nunca acaba. Como tener una pantalla partida, estoy hablando con alguien y estoy viendo alguna otra cosa… Ahora por ejemplo estamos aquí sentados hablando… pero internamente pienso en algo que me pasó en diciembre de 1982, el 17 por ejemplo era viernes y empecé a trabajar (en un almacén)”.

Los investigadores han decidido proteger su identidad para preservar su privacidad.

A pesar de su fabulosa capacidad para recordar cosas del pasado, la mujer no puede recordar para que son las cinco llaves de su llavero; es mala reconociendo caras; su capacidad para el aprendizaje por memorización es bastante pobre y nunca destacó en la escuela, sus notas eran principalmente suficientes. Colecciona guías de televisión, muestra tendencias obsesivo-compulsivas y admite verse fascinada por lo macabro.

Consiguió licenciarse en ciencias sociales, y se graduó a los 23 años. Casi siempre ha vivido en casa de sus padres, incluso después de que se casara a la edad de 37 años.

Ha sufrido depresiones y toma Prozac.

Ha trabajado como asistente en una asesoría jurídica, donde su memoria le sirvió de gran ayuda y como asistente de un ejecutivo. No tiene hijos, y actualmente planea montar su propio negocio.

La mujer le comentó a los investigadores que siempre había tenido una memoria rica en detalles para los episodios: su primer recuerdo es de cuando estaba en la cuna (ella cree que tenía entre 18 y 24 meses) y se despertó por los ladridos del perro de su tío. Recuerda el nacimiento de su hermano cuando tenía tres años. Informó de que varias personas de su familia paterna tenían excelentes memorias, pero ninguna tan buena como la suya.

Ella cree que su memoria sufrió un cambio cuando a la edad de 8 años su familia se mudó de la costa este a la oeste. Traumatizada, comenzó a hacer listas con los datos de los viejos amigos, a buscar fotos de su vieja casa, y a recurrir constantemente al pasado. Poco después de aquello comenzó a escribir detallados diarios.

Escribir se convirtió en una obsesión, y en ocasiones añadía seis o siete entradas al día a su diario.

“Algunas personas me llaman la mujer calendario mientras que otras abandonan la sala presas de un pánico total”, le dijo a los investigadores. “La mayoría creen que es un don, pero para mi se trata de un problema. ¡Todos los días recorro mentalmente mi vida entera y eso hace que me vuelva loca!”

También les confesó a los científicos que no lo cambiaría, aunque le dieran la oportunidad.

“Atesoro todos esos recuerdos, buenos y malos… es parte de mi”.

—-

Publiqué inicialmente este artículo en Astroseti el 14 de marzo de 2006 y acabó en portada de Barrapunto. Lamentablemente el enlace a Astroseti está roto, por lo que rescato este texto para Maikelnai’s Blog.

PD. La fuente de la noticia original era el Toronto Star, y la redactora se llamaba Francine kopun. Este texto es una traducción. El enlace a dicho artículo también está roto.

Inevitablemente, cuando publiqué esta traducción, muchos lectores recordaron el magistral relato de Borges, Funes el memorioso.

El plátano es radiactivo sí ¿Y qué?

platanos
Hace unos meses, uno de los padres de las famosas timopulseras Power Balance, el californiano Troy Rodarmel, declaró sin sonrojo que sostener un plátano en la mano te daba energía, aunque sostener azúcar te la restaba.

Sin duda, todo un contrasentido ya que el plátano es rico en fructosa, sacarosa y glucosa (tres azúcares naturales). Sin embargo en algo estaba en lo cierto, aunque seguramente Troy lo desconocía: esta apreciada fruta cuenta ciertamente con su propia energía… ¡Nuclear!

En efecto, todos sabemos que esta fruta es rica en potasio, pero lo que tal vez nos sorprenda es descubrir que parte de ese potasio aparece en forma de isótopo radioactivo, el potasio-40. No os preocupéis, el contenido de esta sustancia es realmente bajo (apenas un 0,0117% del total del potasio), de modo que cada banana contiene aproximadamente 370 picocurios de potasio radioactivo (o 14 becquerelios), lo cual es una cantidad realmente despreciable.

De todos modos, la dosis es lo bastante elevada como para que los lectores de radiación situados en los puertos y aduanas den falso positivo de vez en cuando. Tranquilo, el contador Geiger no va a saltar si llevas un plátano en el bolso, pero si conduces un camión cargado de esta fruta, o descargas un contenedor de un barco, el contador lo notará.

Curiosamente, los defensores de la energía nuclear emplean a menudo lo que ellos llaman “dosis equivalente a un plátano”, para medir las pequeñas fugas de radiación que se dan en las centrales nucleares. Es una forma de tranquilizar a los vecinos empleando escalas que los no iniciados entiendan fácilmente, ya que lo normal es que ni picocurios ni becquerelios nos digan demasiado, ¿verdad?

La vida media del potasio-40 es de 1.240 millones de años. Si te comes un plátano, cada segundo que pase se desintegrarán 14 átomos de potasio-40 en tu organismo de forma totalmente inocua. De hecho, esta propiedad hace que este isótopo se emplee también (como el carbono-14) para hacer dataciones bajo ciertas circunstancias.

Si estás pensando que estas dosis son acumulables te equivocas. El hecho de que te comas un plátano diario no va a incrementar tus contenidos en potasio-40. Nuestro cuerpo controla internamente los niveles de este isótopo, de modo que cuando entra más potasio del necesario, el organismo se libra del exceso.

De modo que tranquilos. No esperéis que estos frutos brilllen en la oscuridad, la radioactividad es algo natural que nos rodea por todas partes. De hecho, cualquier cosa que contenga carbono es ligeramente radioactivo (tú mismo, por ejemplo).

Además de esta fruta, existen muchos otros alimentos moderadamente radioactivos como las patatas, las pipas de girasol, las alubias, las nueces, etc. Se cree que el alimento más radioactivo conocido es la nuez amazónica, debido al alto contenido en radio y bario del suelo en que crece la planta.

Publiqué este artículo en Yahoo! en enero de 2011, pero el enlace se ha roto, por lo que lo rescato para Maikelnai’s blog.

Historia de la paciente que hizo “brotar” dedos nuevos a su mano amputada

mirror box
Acabo de leer en NPR una de esas historias sobre neurología que te deja perplejo y maravillado ante la complejidad de nuestro cerebro y su comportamiento.

El artículo cuenta la historia médica de una paciente estadounidense llamada simplemente RN para proteger su identidad. Probablemente a causa de la talidomida, esta paciente nació con una severa deformación en su mano izquierda. No tenía pulgar ni dedo índice, además sus dedos anular y corazón carecían de falanges, por lo que no podía doblarlos. Únicamente su meñique era normal. (Aquí podéis ver una representación del aspecto de su mano).

[Relacionado: La historia del pene fantasma y de su eliminación]

Las cosas se pusieron peor cuando sufrió un accidente de tráfico a los 18 años que obligó a los doctores a amputar su mano deforme. Desde entonces tiene un muñón que acaba en su muñeca.

Lo curioso empieza ahora. Como tantos y tantos amputados, RN comenzó a sufrir lo que se conoce como síndrome del miembro fantasma. A pesar de que su mano ya no estaba ahí, su cerebro sentía que si lo estaba. Lo más curioso, es que para su cerebro la mano que había vuelto ya no tenía las deformaciones de nacimiento.

Su circuitería neuronal imaginaba una mano con todos los dedos, si bien sus nuevos dedos pulgar e índice eran un poco más cortos de lo normal. (Ver representación).

Los neurólogos quedaron perplejos por este caso. La paciente había recuperado las sensaciones de la mano perdida, y había hecho brotar dos dedos que nunca llegó a tener. Ambos, en su mente, eran perfectamente operativos. Después de todo, si uno puede recuperar de forma imaginaria la sensibilidad de una mano amputada, lo mejor es hacerlo bien y darle “unos arreglillos” al miembro fantasma.

[Relacionado: Claudia Mitchell, la mujer biónica]

El caso aún se complica más. Definitivamente lo de RN es una historia de mala suerte. Años después de “recuperar” su mano fantasma, esta vez con todos los dedos, la paciente comenzó a sufrir dolores severos. Por alguna razón, en su cerebro dos de sus dedos (el índice y el corazón) comenzaron a adoptar posturas extrañas, curvándose y uniendo sus puntas en una posición absolutamente incómoda. Pese a que su mano física no estaba allí, los dolores en su mente eran reales.

Los doctores Ramachandran y McGeoch aplicaron entonces la terapia de la caja de espejos (ver imagen al comienzo de este post). Gracias a este juego ilusorio, la paciente puede contemplar el reflejo de su mano real en el espejo, y engañar al cerebro haciéndole creer que se trata de la mano amputada que “existe” en sus centros nerviosos. Ensayando durante unas semanas a relajar los dos dedos imaginarios con tendencia a retorcerse, la paciente mejoró de sus dolores y pudo hacer una vida normal.

El trabajo en que ambos doctores relatan este caso acaba de publicarse en Neurocase.

Descubren el secreto de la velocidad del guepardo

Guepardo en carrera

Ahí lo tenéis, el gato más rápido de la Tierra. No hay ningún animal terrestre que le tosa en explosividad. Ni siquiera los galgos, con una fisionomía muy similar a la de este estilizado felino.

¿Sabíais que en 2009 un guepardo hembra llamado Sarah corrió los 100 metros (partiendo en reposo) en 6,69 segundos. Díselo a Usain Bolt y seguro que se deprime, eso es tres segundos menos que su récord mundial. Y eso que la tal Sarah era una gueparda criada en cautividad, mucho más lenta que sus parientes salvajes de la sabana africana.

¿Dónde está la clave para la velocidad de los guepardos? Eso es lo que se propusieron averiguar tres científicos británicos, que emplearon como modelo comparativo al galgo.

Construyeron una pista recubierta con placas que medían la fuerza de los animales. Luego grabaron a guepardos y galgos corriendo sobre la pista, emplendo para ello cámaras de alta velocidad. Cuando analizaron los patrones de los sprints y las fuerzas de contacto, los científicos identificaron varios factores biomecánicos que ayudaban a que los felinos superaran a sus oponentes caninos.

Al parecer, la ventaja de los gatos moteados recae no solo en sus zancadas, más largas que las de los perros, sino en la habilidad que tienen para incrementar el nº de zancadas por segundo cuando aceleran.

Mientras “trotan” sin prisa a un ritmo de 9 m/s, los felinos dan 2,4 zancadas por segundo, pero cuando aceleran hasta los 17,8 m/s pasan a dar 3,2 zancadas por segundo. Los galgos en cambio corrían dando 3,5 zancadas por segundo con independencia de la velocidad a la que fueran (o lo que es lo mismo, con independencia de lo largas que fueran sus zancadas).

Sorprendentemente, en este estudio los perros alcanzaron velocidades de 19 m/s (68,4 km/h), techo más rápido que el conseguido por los guepardos cautivos.

En la sabana la cosa no habría acabado igual. Allí los guepardos alcanzan velocidades punta de hasta 29 m/s (104,4 km/h). ¡Se ve que privarles de libertad les resta ganas de correr! ¿Para qué? si comen sin necesidad de cazar…

El trabajo científico se publicó hoy mismo en The journal of experimental biology. Me enteré leyendo Science.

Say Watt. What?

Watt y la tetera
Cuenta la leyenda popular, que cuando era niño, el eminente físico e ingeniero escocés James Watt (1736-1819) se quedó verdaderamente “alelado” contemplando como hervía el agua en una tetera situada en la chimenea. Armado con una cucharilla, el chaval jugaba a tapar y liberar el pitorro del recipiente contemplando con interés los cambios en la presión y la condensación del vapor.

Y en esas se encontraba cuando su tía entró en escena y le descubrió “perdiendo el tiempo”. La señora, sin demasiados miramientos, le reprendió severamente y lo mandó a la calle exortándole a “hacer algo productivo“.

La leyenda se cuenta como si fuera todo un chiste, y es que lógicamente aquella señora no tenía ni idea de que las mejoras en la máquina de Newcomen que realizaría su sobrino (considerado hoy como el padre de la máquina a vapor) darían lugar a la revolución industrial, el inicio de la época más “productiva” de la historia de la humanidad.

Y es que Watt podía ser pequeño, pero ya tenía una curiosidad de caballo. Un nuevo chiste siendo él la persona que acuñó el término caballo de vapor. Aunque la anécdota sea probablemente falsa, por si las moscas creo que no deberíamos reprender a los niños cuando observan fascinados los fenómenos que les rodean. No vaya a ser que pasemos a la historia como la “tía mala” de la película.

Y hablando de chistes, de niños y de Watt, es imposible no acabar este post contando el viejo chiste infantil que cualquier alumno anglosajón de primaria ha escuchado cientos de veces.

- Johny, tell me… Who invented the steam engine?

- Watt!

- You idiot! I said, who invented the steam engine?

La culpa no tiene madre…

La perdiz de la crisis no es que haya sido mareada desde 2008, es que falleció de vértigo ya en los tiempos de la desaceleración, pero finalmente en España hemos llegado al quid de la cuestión: las cajas y su necesidades de recapitalización.

Después de tantos años desayunándonos cada mañana con las escaramuzas de los políticos, no por servir al votante con más honradez y presteza, sino por ocupar un puesto en el consejo de dirección de la caja de ahogos y presiones de su finquita autonómica privada, al final en Europa nos han obligado a levantar la alfombra… y menudo agujero que había debajo.

Las Cajas tienen más activos tóxicos que la última infusión de Litvinenko, y ahora hay que sacar dinero de algún lado para sanearlas. Además, a ser posible hay que hacerlo sin pedir rescate y sin poner dinero público para no disparar nuestro déficit.. la cuadratura del círculo, vamos. Es como si el médico que atiende a nuestra abuela, hipertensa y diabética, le recetase recortarle la insulina para evitar que le suba la tensión.

En fin un marrón en toda regla. Para sacudirse la culpabilidad en el gobierno hablan de herencia recibida, como si Aznar hubiera predicado en el desierto durante años, advirtiendo de la llegada de una burbuja inmobiliaria y de sus nefastas consecuencias futuras. Yo no le oí tal cosa ¿y usted?

En la ahora oposición dirán, que mientras fueron gobierno no pudieron pinchar la burbuja inmobiliaria porque la única forma posible de hacer tal cosa era subiendo los tipos de interés, algo fuera de su alcance desde que se cedió la soberanía al Banco Central Europeo. Y dirán también que de hecho, el gran culpable de aquella locura colectiva por el ladrillo fue la histórica bajada de los tipos de interés que sobrevino al entrar en el Euro. Argumentarán probablemente además que fueron los mismísimos banqueros alemanes que hoy nos acusan de haber vivido por encima de nuestras posibilidades, quienes se ocuparon de regar con créditos abundantes aquel nuevo deporte nacional llamado especulación.

Lo cierto es que entre todos la mataron y ella sola pidió el rescate. Como el pueblo no es tonto, a los políticos no les queda ahora más remedio que asumir el cabreo soberano. ¿Se han dado cuenta ustedes de que Zapatero ha empezado ya a entonar el mea culpa por no haber actuado contra la burbuja mientras pudo? Lástima que lo diga ahora y no mientras sacaba pecho por haber metido a España en la “Champions League”.

Y mira tu que cosa, los alemanes en cambio con nuestra misma moneda e idénticos tipos de interés bajitos lograron evitar la burbuja. ¿Cómo lo hicieron? Fue tan sencillo como idear un fuerte impuesto a aplicar al comprador solo en caso de que vendiera su casa antes de 10 años, acompañado de otro impuesto que cargaba al comprador con unos cuantos miles de euros extras en caso de que la vivienda adquirida no fuera la residencia principal.

¿Se imaginan ustedes la que habrían liado aquí los promotores si se hubiesen propuesto medidas similares? Y no solo los promotores oiga, “que mi niño no vale p’a estudiar y ahí lo ve alicatando tan ricamente, ganando 2.000 euros al mes y con el BMW (a crédito) aparcado a pie de obra”.

En Alemania en cambio se ocuparon también de que los precios que se declaraban por las transacciones inmobiliarias coincidiesen con lo que realmente se pagaba. Me temo que la idiosincrasia germana tuvo bastante que ver con el éxito de la aplicación de esta medida, para estas cosas aquí los notarios “daban la nota”.

Supongo además, que los titulares de urbanismo de los ayuntamientos germanos tampoco estuvieron muy por la labor de recalificar suelos a cambio de favorcillos. Una cosa así era tan impensable como imaginar al alcalde (o al presidente del Lander de turno) ocupando un puesto en el consejo de dirección de un banco local, a pesar de no tener ni idea de economía y finanzas.

Pero en fin, lamentablemente Spanien ist anders! (versión alemana del “Spain is different!”).

Y espere espere, que usted tampoco se va a ir de rositas. Seguro que conoce a alguien que hace bien poquito se vanagloriaba de haber conseguido el 110% de la cantidad necesaria para la compra del piso (“pedí un piquito más para cambiar el coche”) a pesar de contar con un trabajo temporal (“total, si no puedo pagar les devuelvo el piso, que el precio no va a bajar nunca”).

Estos últimos le echarán la culpa de su desgracia presente al político patrio que no pinchó la burbuja, al empleado de la Caja que le concedió cuanto pidió sin asesorarle, al ideólogo europeo que le tentó con la opulencia del euro y ahora le estrangula con su propio cinturón, a la canciller alemana que nos niega los eurobonos y a los dichosos mercados que elevan nuestra prima y llevan a España a la ruina.

Lo cierto es que esta chapuza llamada unión monetaria (pero sin unión fiscal) se estudiará dentro de unos años en los libros de economía como una de las más grandes barbaridades jamás cometidas en nombre del capital. Y para cuando eso ocurra os apuesto el valor actual de la entrada de un piso en Seseña (es decir un café), a que nadie se sentirá culpable en primera persona.

AbyssBox, o cómo mantener vivo a un pez abisal

Architeuthis en Luarca
Los científicos no tienen demasiada idea sobre los aspectos generales de las formas de vida de las profundidades océanicas. Sucede que cada vez que sacan a la superficie una de estas criaturas, los cambios de presión terminan por matarlas. Casi todo lo que sabemos de los calamares gigante (que se encuentran en abundancia frente a las costas de Asturias) es gracias a las necropsias. Si te topas con uno de estos krakens vivo en superficie, lo más probable es que esté agonizando.

Y claro, esto es una lata… que digo yo que si andamos con dificultades para mantener vivas a especies de nuestro propio planeta, como para creer a esos iluminados que sostienen que en el área 51 el ejército USA tiene criaderos de “grises” que sobrevivieron al accidente de Rosswell.

Pero volvamos al problema de los biólogos, no al de los psicólogos. ¿Se puede crear un acuario que mantenga vivo a un crustáceo de las profundidades oceánicas? Para lograr algo así hay que crear una “pecera” que reproduzca las enormes presiones a las que se ven sometidas estas criaturas, y por lo que puedo leer esto último ya está en vía de solución.

En efecto, biólogos de la parisina Universidad Pierre y Marie Curie, trabajando en colaboración al Instituto de Investigación Francés de la Explotación del Mar, acaban de crear el AbyssBox. Un habitáculo diseñado para sostener y nutrir a los residentes abisales en su interior por largo tiempo. Todo un logro teniendo en cuenta que hay que cambiar el agua regularmente sin que la caja pierda la presión de 18 megapascales (180 bar), que es la que los peces encontrarían a una profundidad de 1.800 metros.

Puerta del AbyssBox

¿Veremos entonces pronto a calamares gigantes en los acuarios? Yo no apostaría demasiado. De momento el AbyssBox tiene una limitadísima capacidad de 16 litros, y la maquinaria necesaria para sostener tan poca agua pesa en cambio 600 kilos.

Pero bueno, este es el primer paso hacia el objetivo. Tal vez en el futuro podamos recrear en nuestros laboratorios los paisajes – casi alienígenas – de fumarolas típicas de los afloramientos termales del abismo, con sus poblaciones de crustáceos albinos incluidas.

– La imagen de la puerta del AbyssBox la encontré en Popsci.com.

Eres más raro que un pedo de pato

culo de pato
Perdonadme por el explosivo titular, pero es que acabo de enterarme de que las aves no ventosean. La verdad es que nunca me lo había preguntado, afortunadamente, pero me ha parecido curioso descubrir que las aves tienen la habilidad física y anatómica de evitar los gases gastrointestinales.

De hecho, los intestinos de las aves carecen de las típicas bacterias productoras de gas con las que contamos los humanos y otros mamíferos para ayudarnos a digerir la comida. Así que cuando tu loro suelte una pedorreta, puedes estar seguro de que te está tomando el pelo, y de que el sonido vino de arriba y no de abajo.

De lo que no están tan convencidos los científicos es de si pueden eructar. No existe documentación alguna sobre este hecho aunque sospecho que si alguien preparase un estudio sobre esta cuestíón acabaría seguramente premiado con un IgNobel.

De todos modos los ornitólogos creen que si algun ave se viese en la necesidad de liberar gas estomacal (pongamos que una oca se tragó una lata de “Ocacola” y que esta se abrió en plena digestión) no tendría ninguna dificultad para liberarse del exceso gaseoso a través de la boca. Si están preparados para regurgitar su comida directamente desde el estómago cuando alimentan a sus crías, es lógico pensar que no habría problema con los gases.

Bonito tema para la tertulia cervecera del viernes ¿verdad?

[Relacionados: ¿Qué nos hace ventosear, ¿Llega la vacuna anti pedo?, Científicos estudian el pedo del canguro]

Me enteré leyendo Popular Science.

La seguridad del KERS puesta en entredicho

141017293KR115_SPANISH_F1_G
Ayer Pastor Maldonado devolvía a Williams a las primeras líneas de la sección de deportes de todos los periódicos por su victoria en el Gran Premio de España. Pocos minutos después el box de Williams era también noticia por un asunto menos grato, una explosión que dejaba varias decenas de heridos y que pudo acabar en tragedia de no ser por la celeridad con la que actuaron los mecánicos de esta escudería y de las vecinas.

Acabo de leer en New Scientist que el incendio podría provocar la alteración de la normativa sobre seguridad en lo relativo al uso del Sistema de Recuperación de Energía Cinética (KERS) si finalmente demuestra ser el culpable de la explosión.

Al parecer la deflagración tuvo lugar cuando los mecánicos vaciaban de combustible el motor del coche de Bruno Senna, que había abandonado la carrera como resultado de una colisión con el Mercedes de Michael Schumacher.

El KERS se encuentra justo debajo del tanque de combustible, y almacena 400 kilojulios de energía eléctirica recuperada de las frenadas. Esta energía, cuando se libera de pronto, puede impulsar al motor con una empuje extra durante 6,6 segundos por vuelta, lo cual ha hecho mucho más emocionante y atractiva la fórmula 1, al facilitar los adelantamientos.

¿Partió la chispa que incendió la gasolina del KERS? Eso es lo que la FIA se propone averiguar.

[Enlace relacionado: De como el torno del alfarero podría ayudar a los aerogeneradores].

Recordemos que el KERS ya cuenta con fuertes detractores, sobre todo después de que un ingeniero de BMW Sauber recibiera una descarga en el 2008.

A pesar de su “mala prensa”, la FIA cuenta con aumentar la potencia de almacenamiento de este dispositivo en años sucesivos hasta alcanzar los 4 megajulios. Forma parte de la estrategia “ecologista” que comenzará el año que viene cuando se reduzca la cilindrada del motor desde los 2,4 litros actuales a los 1,6.

La idea es convertir poco a poco a los coches de F1 a la tecnología híbrida, y que por ejemplo, los pases por el pitlane se realicen de forma silenciosa empleando únicamente el motor eléctrico.

Teniendo en cuenta que los fabricantes usan la F1 como banco de pruebas para sus vehículos de calle, la investigación de lo sucedido ayer en Barcelona puede resultar crucial para el devenir del desarrollo de la tecnología KERS.

Me enteré leyendo el blog de Paul Marks en New Scientist.

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr