¿Y si no existieran mujeres heterosexuales?

lesbianas
Esta mañana mientras me duchaba oyendo los 40 principales, les oí comentar un estudio científicos británico cuyas conclusiones eran sobrecogedoras: las mujeres son lesbianas o son bisexuales, pero nunca heterosexuales. A pesar de que mi último post ya había tratado sobre un estudio psicológico sobre el sexo, no me he resistido a buscar algo de información al respecto, porque la verdad, una radio fórmula en FM para jóvenes no es lo que se dice una fuente científica de confianza. Pues bien, efectivamente el trabajo existe, y los autores (liderados por el doctor Gerulf Rieger) trabajan en la británica Universidad de Essex.

Por lo que puedo leer en Yahoo! Health, el equipo monitorizó a 345 mujeres mientras veían vídeos en los que aparecían hombres o mujeres desnudos. Las mujeres que se identificaron como lesbianas, mostraron una fuerte respuesta física (aumento de irrigación sanguínea y temperatura en la zona pélvica, producción de flujo, etc.) a los vídeos en los que aparecían mujeres, y ninguna reacción real ante los vídeos de hombres desnudos. Sin embargo, aquellas que se identificaban como heterosexuales, mostraban una fuerte respuesta física tanto a los vídeos que mostraban desnudos masculinos como femeninos. Para los autores, esto significa que al menos en cuanto a respuesta física, las mujeres son o bien lesbianas o bien bisexuales, pero muy rara vez heterosexuales.

A pesar de mi sorpresa, para el doctor Rieger todo esto no resulta novedoso. Estudios anteriores habían descubierto que la excitación es mucho más complicada para las mujeres que para los hombres. Los investigadores ya sabían que las mujeres tienden a responder físicamente ante los dos géneros, mientras que los hombres suelen hacerlo por uno de los dos (siendo los hombres bisexuales la excepción).

¿Pero entonces por qué existen mujeres heterosexuales que no muestran interés emocional por su mismo sexo? Para Rieger esto es absolutamente normal. “Significa que para un montón de mujeres, lo que pasa en su mente está totalmente desconectado de lo que pasa en su parte inferior. De modo que si me dices que eres una chica hetero, no lo pondré en duda. Estoy seguro de que lo eres”.

Resumiendo, este trabajo refuerza la idea de que el sexo es mucho más complejo para las mujeres que para los hombres. Y en fin, lo cierto es que para llegar a una conclusión semejante no hacía falta tanto estudio, la mayoría de los hombres lo intuíamos desde hace mucho tiempo. :-D

El trabajo se ha publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology.

Noveno aniversario de Maikelnai’s blog

noveno aniversario maikelnai
No hay mucho más que añadir a lo anunciado en twitter. Gracias por tantos años de fidelidad, voy a evitar darme mucho autobombo con esto. Si me lo permitís, eso me lo reservo para el año que viene, cuando este humilde blog cumpla una década “on line”. ¡Palabras mayores!

Espero que sigáis ahí entonces, hasta el infinito y más allá. ;-)

El secreto para la felicidad es tener sexo una vez a la semana

Sexo en Nueva York
Una pareja de amigos íntimos, que llevan juntos 19 años, presumen de que parte del secreto de su longevidad radica en el sexo, ya que ni una sola semana se les pasa en “secano”. Pese a que el común de los mortales tiende a pensar que “el sexo cuanto más a menudo mejor”, un reciente estudio viene a derribar ese mito. Según el equipo de investigadores responsables de este trabajo, dirigido por la psicóloga Amuy Muise de la Universidad de Toronto Mississauga, el punto álgido (o pico) de la felicidad en pareja se alcanza cuando se tiene sexo una vez a la semana. Eso si, cada semana el sexo debe ser “de calidad”, no basta con uno de esos “conejeros” rápidos para pagar el peaje en unos minutillos. ¿Entendido?

Muise y sus colegas trataron de poner a prueba eso de que con el sexo, uno nunca tiene lo suficiente, intentando demostrar la supuesta relación lineal que parece establecer que cuánto más sexo tiene una pareja más feliz es. Según las respuestas a la encuesta en las que se basó el estudio, (la muestra fue de 44 parejas de estadounidenses implicados en una relación de largo plazo) esa cantidad “suficiente” de sexo equivalía a cinco veces al mes. El equipo responsable del estudio llegó a la conclusión de que la relación entre el sexo y la felicidad no es lineal, sino que al contrario, es curvilínea.

En otras palabras, haciéndolo más de una vez a la semana las parejas no se sentían más felices que si solo lo hacían una. ¿Por qué? Ni idea, lo malo de los estudios de psicología es que suelen ser correlacionales en vez de causales, es decir, detectan sinergias entre dos conceptos diversos (sexo y felicidad) pero no las explican.

En palabras de George Loewenstein, otro de los investigadores involucrados en el estudio: “básicamente la gente tiene todo el sexo que puede, y por alguna razón parece que las parejas que encuentran el equilibrio en practicarlo una vez a la semana aparentan ser más felices. No controlan la variable independiente, que es la frecuencia del sexo”.

Otro de los aspectos interesantes del trabajo es que también estudió la correlación entre la felicidad y el dinero. Al parecer y en comparación, al igual que las personas que tenían sexo menos de una vez al mes eran menos felices que las que lo tenían una vez a la semana, algo parecido sucedía en función a los ingresos de los participantes (los que ganaban entre 15.000 y 25.000 USD al año eran más infelices que los que percibían entre 50.000 y 75.000 USD). Eso sí, el grado de infelicidad era mayor para los que tenían menos sexo que para los que ganaban menos dinero.

Es decir, si eres de los que crees que el dinero da más felicidad que una buena intimidad en pareja, te equivocas, al menos en parte.

El trabajo, titulado muy gráficamente “mantener la llama encencida” se ha publicado en la revista Social Psychological and Personality Science.

Me enteré leyendo The Guardian.

Nuevo estudio arroja luz sobre la comprensión de la endometriosis

EndometriosisLos científicos están un paso más cerca de comprender la endometriosis, un problema de salud común entre las mujeres, gracias a una nueva investigación realizada en la Escuela de Medicina de Yale.

La endometriosis, es una enfermedad en la que el tejido que reviste el interior del útero comienza a crecer en otras áreas del cuerpo de las mujeres, causando a menudo dolor, cicatrices e infertilidad. A pesar de que la enfermedad es relativamente común (datos de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos indican que afecta a entre el 6 y el 10 por ciento de las mujeres en aquel país), según los autores de un estudio reciente sobre el tema, se sabe muy poco acerca de sus causas subyacentes.

Para descubrir más sobre los efectos de la endometriosis en el cuerpo, los investigadores de Yale estudiaron ratones que tenían tejido endometrial en diferentes áreas de su cuerpo. Descubrieron que la distancia que separaba al tejido extra-endometrial del útero afectada la expresión de genes en los ratones. Cuanto más lejos estaba el tejido extra-endometrial del útero menor era su efecto sobre sobre la expresión génica, la regulación del desarrollo endometrial durante el ciclo menstrual y el establecimiento de condiciones necesarias para la implantación del embrión, si bien estos efectos seguían siendo pronunciados. Estos resultados apuntan a la necesidad de comprender la endometriosis como una enfermedad sistémica con efectos de largo alcance en todo el cuerpo.

Según Hugh Taylor, uno de los autores del estudio y profesor de Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas de la Escuela de Medicina de Yale, la investigación sugiere que la endometriosis podría tener grandes efectos sistémicos. “¿Podría haber una señal proviniendo de la endometriosis que afecta al útero y al resto de áreas de las que la gente se queja? ¿Es realmente una enfermedad sistémica que tiene manifestaciones de largo alcance, o, como se pensaba tradicionalmente, es sólo una enfermedad local? “, se pregunta Taylor.

Los investigadores inocularon endometriosis en dos grupos diferentes de ratones jóvenes. En el primer grupo, introdujeron tejido endometrial cerca del útero, para así crear “endometriosis proximal“. En el segundo grupo, los investigadores insertaron el tejido más lejos, creando “endometriosis distal“. Los investigadores esperaron tres meses y luego examinaron los úteros de los ratones, extrayendo ARN para obtener una mejor comprensión de cómo las diferentes clases de endometriosis afectaban a la expresión de genes de los ratones. Aunque los ratones con endometriosis proximal tuvieron disminuciones más drásticas en la expresión génica que los ratones con endometriosis distal, ambos grupos de ratones mostraron disminución de la expresión en los receptores de progesterona en comparación con el grupo de control. La progesterona es una de las hormonas que juega un papel importante en la concepción y el embarazo, afirma Taylor.

Estos hallazgos sugieren que la endometriosis es una enfermedad sistémica, cree Taylor. Según el equipo de investigadores, aunque la endometriosis distal afectó menos a la expresión de genes de lo que lo hizo la endometriosis proximal, aún así fue capaz de alterar el funcionamiento del cuerpo. Además, según Taylor, ambas formas de endometriosis afectaron a los receptores de progesterona, lo que significa que este gen está probablemente regulado – al menos en parte – por señales sistémicas (señales de largo alcance que afectan a todo el cuerpo). La inflamación en todo el cuerpo inducida por la endometriosis de ambas formas, probablemente juega un papel en esto.

Según este trabajo de investigación, existe además otro factor de complicación asociado a esta enfermedad, y es que el tejido endometrial diseminado por el organismo puede estar absorbiendo los (de por si) bajos niveles de células madre que circulan por el cuerpo, evitando que estas células pluripotenciales lleguen al tejido endometrial que recubre el útero. Los científicos observaron que esta falta de células madre que llegaban al útero, podría estar evitando la reparación de este órgano en los ratones, lo que contribuiría aún más a la alteración en la expresión de genes. ¡Todo un círculo vicioso!

Según Ramana Mamillapalli, uno de los autores del estudio e investigador de la Facultad de Medicina, los síntomas típicos de la endometriosis incluyen dolor pélvico, períodos dolorosos con excesivo sangrado, infertilidad y dolor durante el coito. En su opinión, el estudio apunta tanto hacia posteriores investigaciones que deberían de ahondar en esta idea, como hacia potenciales curas futuras.

La comprensión de los mecanismos celulares y moleculares que influyen en estas alteraciones sistémicas, puede mejorar nuestro conocimiento global de la enfermedad, así como permitir nuevas terapias dirigidas que incluyan células madre“, añadió Mamillapalli.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, para muchas mujeres los problemas para quedarse embarazada suelen ser el primer signo de endometriosis.

El trabajo de investigación, titulado Endometriosis Located Proximal to or Remote From the Uterus Differentially Affects Uterine Gene Expression se publicó en Reprod Sci el pasado 28 de octubre de 2015.

Me enteré leyendo Yale Daily News.

Richard Feynman, o como putear a los guardias de seguridad

feynman-los-alamos-id

Richard Feynman fue, además de un genio científico, un hombre conocido por su meticulosidad, de hecho él tuvo gran parte de “culpa” en desentrañar las causas del accidente de la lanzadera Challenger.

Por lo que puedo leer de esta mente excepcional, a Feynman le reventaba tener que dar explicaciones a personas que podían llegar a las mismas conclusiones que él fácilmente. La anécdota que acabo de descubrir ejemplifica a la perfección lo que quiero decir.

Cuando Feynman trabajaba en Los Álamos (la foto que abre el post es de aquellos tiempos), que recordemos era un lugar ultra-protegido y secreto donde los físicos desarrollaban la bomba nuclear que habría de parar a los nazis (véase Proyecto Manhattan), descubrió una apertura en los muros que rodeaban el campo de trabajo.

En lugar de simplemente comunicárselo al numeroso cuerpo de seguridad militar, Feynman comenzó a acudir al trabajo a través de la entrada principal, “fichando” como el resto de los científicos. Sin embargo, al acabar su jornada se iba para casa escapando por la grieta. Repitió su acción varios días, hasta que los sorprendidos guardias de seguridad, que solo le veían llegar pero que nunca le veían marcharse, decidieron recorrer el perímetro del campo buscando una explicación al enigma. Finalmente descubrieron el agujero y lo solucionaron.

Así era Feynman, no solo disfrutaba pensando, también adoraba hacer pensar a los demás. Genio y figura.

Hace tiempo escribí otra anécdota sobre este genio, y de como ayudó a un espabilado alumno.

Me enteré leyendo este foro en Quora.com.

¿Sabes que a veces se te puede caer un dedo del pie? (Dactilolisis espontánea)

dactolilisisSi algún día alguien te cuenta que un buen día se le cayeron los dedos de los pies por si solos y sin tener ni idea de la razón, no te rías de él. Tu interlocutor ni está loco ni colocado, simplemente puede ser uno de los raros afectados por la dactilolisis espontánea. Esta forma extremadamente rara de autoimputación, que implica que tu cuerpo decide “tirar” por la borda uno o más dedos de tus pies, es algo que sucede realmente a personas de origen africano, aunque a alguno le pueda parecer más propio de los tiempos de la lepra.

Uno de los primeros occidentales en percatarse de esta extraña condición fue el doctor brasileño Silva Lima, quien ya relató casos en 1867. Desde entonces hasta ahora, y pese a que se han registrado más casos entre medias, seguimos sin tener respuesta de por qué sucede.

En la web NoDiagnosticado.es se refieren a esta condición de la siguiente manera:

Dactilolisis espontánea: Una rara condición en la cual una banda dura de tejido se tensa alrededor de una parte del cuerpo y hace que se desprenda (autoamputación).Se ve principalmente en africanos que andan descalzos en los cuales ocurre autoamputación del quinto dedo del pie.

En la web estadounidense Ncbi.nlm.nih.gov se puede leer algo más sobre esta extraña dolencia:

Primero se forma una pequeña banda de tejido duro alrededor de la base del dedo meñique del pie. Normalmente esa banda se forma en los meñiques de ambos pies, después de todo ¿por qué no habrían de ser simétricas las pesadillas? Finalmente la banda se va haciendo más pequeña y comprimida, hasta que el dedo acaba por desprenderse. Obviamente, los aquejados por esta enfermedad experimentan dolor en la punta del pie, pero por lo demás no tienen ninguna otra complicación. Simplemente ven como la “banda” se va estrechando más y más fuerte, rompiendo los huesos del dedo a medida que se constriñe. Finalmente el dedo queda colgando de un “pedículo”, una pequeña tira de tejido y hueso. En última instancia, incluso el pedículo se rinde, y el dedo se desprende.

Como comentado, hasta el momento la ciencia no puede explicar esta extraña enfermedad. Todo lo que pueden asegurar es que les sucede a personas de ascendencia africana, especialmente si viven en los trópicos. Si perteneces a este subconjunto de los humanos y eres de los que no te cambias de calcetines en meses… es hora de quitártelos y hacer recuento de dedos.

Me enteré leyendo Gizmodo.

Arte termonuclear, el sol como nunca lo habías visto (4K)


Siempre brillando, siempre rodeado de luz y energía. En medio de la omnipresencia de la producción solar, la Tierra nada en un marea infinita de partículas. Cada vez que media tierra encara al sol, experimentamos el brillo de la luz del día. Además, mediante su energía y su luz el sol dirige el clima, la biología y otros aspectos esenciales de nuestro planeta. Pero en el espacio, la sonda SDO (Observatorio Solar Dinámico) le vigila las 24 horas del día, siete días a la semana.

SDO capta imágenes del sol en 10 longitudes de onda diferentes, cada una de las cuales ayuda a subrayar las diferentes temperaturas del material solar. En este vídeo de media hora de duración, la NASA hace públicas imágenes del sol captadas por la SDO con un nivel de detalle sin precedentes. Presentado en formato de ultra-alta definición (4K), el vídeo muestra la intimidad del fuego nuclear de nuestra estrella dadora de vida, ofreciendo nuevas perspectivas de nuestra relación con las grandes fuerzas del Sistema Solar.

Los temas musicales que suenan en el vídeo son, por orden de aparición:

7-Northern Stargazer
9-Negative Thermal Expansion
13-Photophore
6-Osedax
12-Retroreflector

Todos los temas pertenecen al álbum “Deep Venture“, escrito y producido por Lars Leonhard.

Me enteré leyendo Pbs.org

De como las heces humanas podrían reducir la pobreza energética

Niños en BangladeshCasi mil millones de personas en el mundo en vías de desarrollo no tienen acceso a aseos y defecan al aire libre (como estos niños en Bangladesh). Pero un nuevo estudio sostiene que esos residuos no deberían de echarse a perder. En lugar de contaminar el medio ambiente y transmitir enfermedades, esos desechos podrían en realidad aprovecharse para dar calor o energía a millones de hogares.

Según un informe publicado hoy mismo por el Instituto para el Agua de la ONU, si todos los desechos humanos defecados en campo abierto pudieran depositarse en letrinas, y esos lodos fueran luego recogidos y se calentaran en hornos (a temperaturas superiores a 300°C) para producir briquetas similares a las del carbón vegetal, se podrían producir hasta 8,5 millones de toneladas de combustible vegetal. Los investigadores señalan que, Kilo por kilo, esas briquetas de heces tienen el mismo contenido de energía que el carbón.

Mejor aún, si esos residuos defecados al aire libre pudieran depositarse en letrinas y más tarde fermentarse con microbios productores de metano en grandes tanques, el gas producido de este modo (que alcanzaría un valor de 376 millones de dólares) podría emplearse para generar electricidad en grado suficiente como para alimentar a unos 18 millones de hogares.

Según los investigadores, el valor medio del gas producido por un sistema de fermentación higiénico, probablemente cubriría los costes de construcción y mantenimiento del sistema durante un par de años. Los hallazgos llegan justo a tiempo para el Día Mundial del Inodoro, que se celebra el 19 de noviembre, un esfuerzo reconocido por las Naciones Unidas que ayuda a impulsar la salud y la seguridad en los países en vías de desarrollo mediante la reducción de las defecaciones en campo abierto.

En algunos países como la India, ya se están tomando medidas para atajar el problema de salud que suponen los millones de personas que defecan al aire libre. Más información en la web del Instituto para el Agua de la Universidad de Naciones Unidas.

Me enteré leyendo Science Shots.

Joy Milne, la mujer que es capaz de oler el Parkinson

Joy Milne, la mujer que huele el Parkinson
A la edad de 45 años, al esposo de Joy Milne le diagnosticaron Parkinson, una enfermedad que finalmente terminó por acabar con su vida 20 años más tarde, en junio pasado. Antes de que los doctores le dieran la mala noticia Joy ya había apreciado un extraño olor en su esposo. Tal y como declaró ella misma a la BBC: “Su olor cambió y me pareció difícil de describir. No sucedió de pronto, fue algo muy sutil. Era un olor como a almizcle”.

Tan segura estaba esta señora de sus afirmaciones, que un equipo de la Universidad de Edimburgo decidió poner a prueba sus “poderes olfativos”. Lo que hicieron fue darle a oler 12 camisetas. Seis las habían llevado puestas enfermos diagnosticados con Parkinson, las otras seis un grupo de control.

Para sorpresa de los investigadores, Milne fue capaz de acertar en 11 de las 12 camisetas, sin duda una puntuación que hizo creer a los científicos que efectivamente los enfermos de Parkinson sufren algún cambio en la piel que produce algún olor particular que Milne era capaz de detectar. Pero ahí no acabaron las sorpresas.

Milne volvió a oler la prenda en la que había fallado, perteneciente a uno de los miembros del grupo de control, e insistió en que detectaba el mismo olor que en los enfermos. De forma increíble, ocho meses después del experimento a esa persona se le diagnosticó Parkinson. De alguna manera Milne se adelantó a las pruebas médicas mas eficaces con las que contaban los doctores.

¿Cómo fue capaz esta mujer de hacer algo así? Parece claro que ese cambio en el olor de los afectados por este mal existe, y si los doctores son capaces de detectar la firma molecular responsable de ese olor, tal vez puedan crear nuevos test de detección precoz en los que baste hacer un frotis de la piel de una persona y tomar una muestra.

La noticia me hace gracia porque conozco a más de una mujer capaz de detectar olores que simplemente no existen para mi. ¡Voy a tener que confiar en ellas más a menudo!

Me enteré leyendo OddityCentral, quienes a su vez citan a la BBC.

Un objeto ‘misterioso’ caerá sobre la Tierra (y los científicos encantados)

Basura espacial
Vale, lo confieso, el titular es deliberadamente amarillista, pero seguro que me perdonáis si os digo que (dado que el nombre del objeto es “WTF” acompañado de ciertos numerillos) el titular alternativo que manejaba era: “Se nos cae un cacharro encima, WTF!!“.

Ya en serio, el próximo 13 de noviembre un objeto de entre 1 o 2 metros de largo llamado WT1190F caerá en algún punto del Océano Índico próximo al sur de Sri Lanka. El objeto es metálico y hueco, lo que significa que es de origen humano. ¿Una nave secreta? No, lo siento, simplemente hablamos de un trozo de basura espacial que probablemente no haga daño a nadie al caer.

Lo cierto es que nadie tiene ni idea de a que nave pertenece, de hecho podría incluso tratarse de algún módulo de un cohete empleado en las históricas misiones Apolo. Con suerte, tal vez se pueda recuperar la pieza y salir de dudas, mientras tanto el objeto seguirá siendo “misterioso”. Si pasáis navegando por la zona y lo recuperáis, apuesto a que habrá quien os ofrezca un buen dinero.

Esto de que la basura espacial encuentre su forma de abandonar la órbita terrestre y caer de nuevo al planeta no es muy usual afortunadamente, así que los científicos estarán muy atentos para estudiar su reentrada. Y es que en muy contadas ocasiones pueden los radares detectar a estos detritus tecnológicos con la suficiente antelación como para predecir su ruta de caída. De hecho, hasta hace unos días WT1190F no aparecía en ningún radar, y por tanto es como si no existiese.

No tengo muy claro qué se puede hacer para intentar eliminar todos esos cascotes caducados que orbitan la Tierra como enjambres (véase imagen), sin duda un problema cada vez más serio. Lo que está claro que hasta que contemos con una flota recolectora de cohetes de la basura, los futuros satélites que enviemos allá arriba deberían ser como este, capaces de ‘suicidarse‘ una vez concluye su misión.

Me enteré leyendo Nature news.

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr