Del Éxodo hebreo, Velikovsky y sus mundos en colisión


De vez en cuando me dejo caer por la web del Instituto de Astrobiología de la NASA (NAI), la sección que en su día coordiné desde Astroseti. En el año 2005 tuve el placer de conocer en persona a David Morrison, el científico en jefe del NAI, encargado de una de sus secciones más populares: “Pregúntale a un astrobiólogo”. Morrison, además de tomarse la molestia de contestar a los lectores (muchos de ellos verdaderos “iluminados”), es uno de los mayores especialistas en NEOs del mundo (NEO o Near Earth Object – Objeto Cercano a la Tierra – es el término utilizado para designar a los asteroides, meteoritos y cometas cercanos a la Tierra) por lo que si algún día se acerca a nuestro planeta una amenaza rocosa, él sería de las primeras personas en descubrirlo. Por cierto… no se lo que le paga la NASA, pero seguro que es insuficiente para tal responsabilidad.

Hoy he encontrado una pregunta interesante de un lector, seguramente seguidor de la obra de Immanuel Velikovsky, interesado en conectar el éxodo del pueblo hebreo en Egipto, con la llegada de un planeta errante que visita el sistema solar cada 3.600 años. Os dejo con la cuestión del lector y con la siempre interesante réplica de ese gran escéptico y defensor del pensamiento crítico llamado David Morrison.

Pregunta: Mi pregunta implica ajustar la línea del tiempo del Éxodo para que coincida con la erupción del volcán Santorini, alrededor del año 1500 a.C. ¿Sería posible que existiera alguna especie de masa o de anomalía que pasase a través del sistema solar cada 3600 años, lo bastante cerca de la Tierra como para provocar terremotos, erupciones volcánicas, tsunamis etc.? De ser así ¿Cómo es que no lo hemos descubierto?

Respuesta: Hasta donde yo se, no existen evidencias aceptadas de que el éxodo hebreo desde Egipto haya ocurrido en realidad, pero algunas evidencias circunstanciales han sugerido que podría haber sucedido a comienzos de la Decimonovena Dinastía egipcia, la cual se ha datado de forma fiable alrededor del año 1300 a.C. Este hecho sería consistente con la aparición del primer reino histórico hebreo alrededor del año 1000 a.C. El fechado por radiocarbono de la erupción de Santorini (Thera) está entre el 1645 y el 1600 a.C. Algunos expertos discuten que la erupción pudo estar más cerca del año 1550 a.C., pero creo que es imposible mover históricamente este hecho para hacerlo coincidir con la Decimonovena Dinastía. El verdadero problema está por completo en la veracidad de la historia del Éxodo; si ni siquiera estamos seguros de que sucediera, pensar en fechas específicas es aún más incierto.

De cualquier modo, las inspecciones astronómicas modernas son lo bastante completas como para excluir la posibilidad de la existencia de un enorme compañero del sol con un período orbital de 3600 años. E incluso aunque lo hubiese, no tiene sentido sugerir que podría provocar terremotos, erupciones volcánicas o tsunamis. Tales ideas han sido discutidas desde hace década, y un escenario de esta clase apareció detallado en 1950 en la obra de Velikovsky “Mundos en colisión”. Esta idea se ha visto desacreditada completamente; las supuestas calamidades celestiales sugeridas por Velikovsky nunca sucedieron, y en buena parte jamás podrían suceder. La idea completa de que un planeta pasase a través del sistema solar provocando efectos geológicos en la Tierra es ciencia ficción, pero no ciencia. Si quieres leer una crítica detallada de la obra de Velikovsky, visita mi artículo de 2001 “50 años de Velokovsky: Culturas de colisión al margen de la ciencia”, Skeptic, 9 (1), páginas 62-76. La conclusión de dicho artículo es: no existe ese compañero en una órbita excéntrica de 3600 años, y no se puede implicar ninguna causa astronómica en sucesos geológicos ordinarios como los terremotos y las erupciones volcánicas.

David Morrison
Científico en jefe del NAI
(30 de enero de 2009)

Visto en Ask an astrobiologist (Web del NAI).

4 Comentarios

  1. 1 Cabezón Cabezón 5 Feb 2009 0 (0 Votos)

    Obsérvese el rigor en la respuesta. Niega la existencia de un compañero solar con un periodo menor de 3600 años, pero no la existencia de uno con periodo superior; es decir que podría existir pero aún no se ha acercado lo suficiente para que lo podamos ver. Desde luego, incluso si existiera ese compañero de periodo largo lo más que podría provocar sería lluvias de cometas al perturbar la Nube de Oort. Pero nada de alterar las órbitas planetarias eso no hay quien se lo crea.
    Y respecto al mito del Éxodo, buscar una fecha exacta es tan inútil como querer datar las luchas de los dioses en el Olimpo; tal vez se basara en una visión deformada de los efectos de la erupción del Santorini: las fechas sí que cuadran entonces, si contamos con unos cuantos siglos para que se deforme la narración.

  2. 2 joselito joselito 6 Feb 2009 0 (0 Votos)

    “no se puede implicar ninguna causa astronómica en sucesos geológicos ordinarios como los terremotos y las erupciones volcánicas”
    Recuerdo un documental que ví de un científico que demostró (era un documental, no un artículo científico, por lo que no pude contrastar debidamente esa demostración) que el ciclo lunar influía en la actividad volcánica (sino recuerdo mal estaban en el Etna -Italia- Y El Arenal de Costa Rica)

  3. 3 Sergio Sergio 6 Feb 2009 0 (0 Votos)

    Te recomiendo un maravilloso libro de Carl Sagan, “El cerebro de Broca”. Aquí le dedica algunos capítulos a este señor.
    Viene todo muy bien explicado.

    Maravilloso blog.

    Un saludo.

  4. 4 Valar Etreum Valar Etreum 6 Feb 2009 0 (0 Votos)

    Excelente la respuesta del astrobiólogo, je je, deja los mitos en su justo lugar. Lo preocupante es que gente que se supone lo suficientemente inteligente para navegar por una página científica formule tales sandeces.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. meneame.net
  2. www.enchilame.com

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr