Espejos no invertidos, adios al engaño

La idea del “espejo de la verdad”, más conocido como espejo de imagen no invertida, no es nueva, en realidad existe desde que el primer cristalero dispuso dos espejos unidos en un ángulo de 90º (de hecho en 1887 hubo hasta una patente al respecto). Si se llama no invertido es porque en realidad la imagen que nos devuelve es el reflejo de un reflejo, lo cual da como resultado algo inesperado: otro yo.

En realidad son sencillos de fabricar, como os decía basta con cruzar dos espejos perpendicularmente en ángulo de 90 % y observarse frente al vértice resultante. Pero claro… esa raya del punto de unión que recorre la imagen de arriba abajo, no ayuda mucho a concentrarse en el resultado. Para eliminar este problema una casa estadounidense llamada True Mirror ha conseguido eliminar ópticamente esa dichosa línea mediante la alineación exacta de los espejos, y el uso de materiales especiales y novedosas técnicas de solapamiento.

Los que lo han utilizado dicen que es realmente extraño descubrir que uno no es simétrico. Si intentas afeitarte o pintarte los labios en uno de estos, el resultado puede ser un desastre ya que nuestro cerebro está “cableado” para vérnoslas con imágenes especulares, donde todo está invertido. Con los espejos tradicionales, si tu levantas el brazo derecho, ese tío del reflejo que te recuerda tanto a ti mismo levantará el brazo izquierdo, y si colocas un periódico frente a él verás los textos invertidos (al estilo del texto en los frontales de las ambulancias), pero todo esto no sucede en espejos no invertidos, en los que al contemplarse uno se ve pura y llanamente como lo ven los demás cuando nos miran cara a cara.

Al parecer estos productos tienen gran éxito entre los estudiantes de filosofía, que los emplean para mejorar su introspección y autoconocimiento. Otros, prefieren colocarlo en un lugar público y contemplar atónitos como la gente se siente confundida al contemplar “por primera vez” su perfil menos conocido; simplemente alucinan cuando ven a su reflejo abandonar el espejo por el lado contrario al esperado, o al percatarse de que pueden leer directamente en el espejo el texto del periódico que llevan en la mano. ¡Lewis Carrol y Leonardo da Vinci habrían disfrutado de lo lindo con uno de estos!

Yo la verdad he sentido curiosidad y hasta he meditado lo de comprarme uno, pero luego es cuando me he dejado caer por la sección de pedidos y he visto los precios. Como veis no son nada baratos, 270 dólares el de tocador y 1495$ el de cuerpo completo. Costando esa pasta, casi que prefiero seguir engañado siendo el “invertido” que siempre fui. ;-)

8 Comentarios

  1. 1 divad divad 19 Ene 2009 0 (0 Votos)

    si quieres experimentar lo mismo puedes poner una cámara de vídeo sobre la tele y conectarlas. Por eso uno siempre se ve la cara un poco rara en las fotos.

  2. 2 Sophie Sophie 19 Ene 2009 0 (0 Votos)

    ¿Sería posible “acostumbrarse” al uso de estos espejos sin liarse? ¿Se sabe cómo reaccionan los niños pequeños que están “aprendiendo” a verse en el espejo ante uno de estas características?

  3. 3 anonimous anonimous 19 Ene 2009 0 (0 Votos)

    experimento casero =P coges un espejo q tngas en un baño lo pones a 90º cn otro espejo q tngas y ya tnes tu espejo invertido bastante mas barato =)

  4. 4 Suso Suso 19 Ene 2009 0 (0 Votos)

    En plan barato siempre puedes usar el PC con una webcam…. o una cámara de vídeo enchufada a la tele…

  5. 5 Maikelnai Maikelnai 19 Ene 2009 0 (0 Votos)

    Sophie, una pregunta interesante pero no he encontrado material al respecto. Supongo que el desconcierto de estos niños debe ser de aupa :-D

  6. 6 victor victor 19 Ene 2009 0 (0 Votos)

    si os fijais, la imagen reflejada en un espejo normal es normal. lo que pasa es que si levantamos el brazo izquierdo, somos nosotros los que estamos en el sentido contrario y nos parece que es el brazo derecho, si nos pusieramos de espaldas al espejo y pudieramos ver el espejo, veriamos que es el mismo brazo.

  7. 7 Gustavo Gustavo 19 Ene 2009 0 (0 Votos)

    Jajaja, en el baño de hombres de mi trabajo hay un espejo así. Son simplemente dos espejos en el ángulo de la pared. ¡jamás había imaginado que eso tuviera nombre!

  8. 8 Calabria Calabria 22 Ene 2009 0 (0 Votos)

    En el aseo de mi casa tenemos dos espejos en ángulo y llevo viéndome en él desde que tenía 7 años. Cuando símplemente te miras no se nota raro, no te das cuenta. Lo gracioso es cuando intentas hacer algo que implique precisión, como arreglarte un “cuerno” que tienes en el pelo. Es un follón enorme, yo termino haciéndolo a tientas o mirándome sólo en uno de los dos.

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr