Einstein y el libro de física que salvó una vida

Einstein e L Infeld_1938

Leopold Infeld era un científico polaco de origen judío que había trabajado con Eistein en la resolución de varios problemas en la década de 1930 (la foto es de ambos conversando en 1938). Einstein – figura consagrada – había comenzado a actuar como su mentor. Cuando se hizo obvio que los alemanes invadirían Polonia, Einstein se propuso salvar la vida de su amigo. Pero a finales de la década de 1930, el genial físico judeo-alemán había pedido tantos favores a las autoridades estadounidenses solicitando la emigración de familias judías, que cuando les pidió ayuda para Infeld, sus súplicas fueron ignoradas. Einstein intentó luego encontrarle un puesto de profesor en alguna universidad estadounidense, pero tampoco así tuvo éxito.

Las perspectivas para Infeld eran realmente sombrías. Llevado por la desesperación, a Einstein se le ocurrió la idea de escribir un libro sobre divulgación científica que se hiciera popular y compartir la autoría con su amigo polaco. Este libro, escrito de forma apresurada en apenas un par de meses, se convertiría en toda una sensación, y transformó de pronto a Infeld en objeto del deseo de las autoridades estadounidenses, que le abrieron las puertas del país. De no ser por Einstein, el bueno del polaco podría haber acabado sus días en los hornos de algún campo de exterminio.

¿Os apetece leer ese libro? Pues se titula “La evolución de la física” y lo tenéis disponible en Scribd.

Descubrí esta bonita historia de amistad buscando una entrevista a João Magueijo titulada “Héroe o hereje. Reto a la Teoría de la relatividad“ publicada en New Scientist (suscripción), de la que no obstante he encontrado una copia accesible en Conversation for exploration.

Por cierto, os recomiendo leer la entrevista anteriormente citada al rebelde Joao Magueijo (cosmólogo portugués, nacido en 1967, doctorado en Cambridge y profesor del Imperial College de Londres que saltó a la fama por su propuesta teoría de la velocidad variable de la luz – VSL) por la contundencia de las opiniones del portugués. Reconozco que me he reído de lo lindo cuando, atacando la falta de pruebas aportadas por la teoría M de cuerdas, Magueijo sostiene que la “M” en realidad viene de masturbación. Dado la estopa que mete además al sistema de publicaciones revisadas por pares, y su defensa de la publicación de trabajos científicos directamente en Internet, estoy seguro que debe haberse granjeado una buena cantidad de enemigos.

8 Comentarios

  1. 1 Pa_cagarse Pa_cagarse 7 Ene 2009 0 (0 Votos)

    Físico judeo-alemán??? Qué es eso, una nacionalidad o qué? Hay que joderse. Einstein nació alemán y renegó de su nacinalidad cuando de joven quiso ser apátraida. Lo mismo para su judaismo, él nunca “ejerció” de judio, nunca.

  2. 2 PePoN PePoN 7 Ene 2009 0 (0 Votos)

    y menos mal k no ejercio ni de aleman ni de judio

  3. 3 Cabezón Cabezón 7 Ene 2009 0 (0 Votos)

    Vamos a ver. Einstein nació alemán y pertenecía al grupo judío. Las vicisitudes de la historia le llevaron a tener que renegar de su nacionalidad; no creo que lo hiciera por gusto, si no obligado a ello porque un dictador perseguía a la gente de su misma etnia. Lo de menos es si era practicante de una u otra religión… o de ninguna. Lo importante es que al ser judío en Alemania era objeto de persecución y se vio obligado a huir, teniendo que renegar de su nacionalidad.
    Las afirmaciones como las que se han hecho en otro comentario hay que hacerlas dentro de su contexto.

  4. 4 Ángel Ángel 7 Ene 2009 0 (0 Votos)

    Genial inventigación. Un saludo.

  5. 5 amor amor 7 Ene 2009 0 (0 Votos)

    le echo un vistazo a tu blog y me encanta, interesante y enjundioso, tiene dónde leer, no escribes porque sí

    saber más de personajes tan significativos y característicos como einstein creo que nos atrae a casi todos

    s

  6. 6 Pchs Pchs 8 Ene 2009 0 (0 Votos)

    Pa_cagarse, no “quiso” ser apátrida, lo que no quiso fue ir a pegar tiros a una trinchera, así que se hizo suízo xD. Es más, renunció DOS veces a la ciudadanía (no nacionalidad) alemana (aceptó de nuevo la ciudadanía alemana de la República de Weimar y volvió a rechazarla cuando se convirtió en el Dritten Reich), y sí, apoyó públicamente el Estado de Israel, no necesariamente el sionismo aunque el tema es un poco sujeto de debate. Judeo-alemán no es ninguna nacionalidad, pero lo cierto es que tanto con Reich del Kaiser como con la República de Weimar se cometió el gravísimo error de crear bases de datos religiosas y étnicas (en parte por motivos fiscales de apoyo a confesiones religiosas), que después fueron usadas por quienes los usaron para hacer lo que todos ya conocemos. Yo no le llamaría “ganas de ser apátrida” a un instinto de supervivencia tan lúcido.

    Magueijo es un crack xD, y sí, 100% de acuerdo en lo de la M.

  7. 7 YESENIA YESENIA 11 Ene 2009 0 (0 Votos)

    Sin importar si rechazo o no a su país de origen o si practicara una creencia religiosa determinada o no practicara ninguna, aquí lo importante es que fue un hombre sumamente humanitario, que hizo lo posible por ayudar a otro que no era el mismo, cosa que en la actualidad es cada vez más dificil de encontrar. Si sumamos a esto que tuvo el valor de apoyar publicamente a los judiós en un tiempo en el que eso podía costarle su propia vida, a mí parecer lo hace un gran hombre.

  8. 8 Minoria de Uno Solo Minoria de Uno Solo 20 Jul 2012 0 (0 Votos)

    Como ya te comenté por Twitter, contrastando datos de la biografía de L. Infeld me permito dudar razonablemente de tan bonita historia ( siento ser un aguafiestas)

    http://minoriadeunosolo.blogspot.com/2....alvo-una-vida.html

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr