Síndrome de desconexión (el mal de los geeks)

Vía Neatorama llego a las vivencias que un autoproclamado tecnoadicto llamado Mark Bittman, publica en el New York Times acerca de su primer día de desconexión voluntaria. Tengo que reconocer que en algunos aspectos me he sentido identificado con Bittman, algo que por otro lado ya me ocurrió cuando vi a Enjuto Mojamuto quedarse sin “intennet” en el peor día de su vida.

En mi primer fin de semana del pasado otoño, desconecté con ilusión todos los gadgets el viernes por la noche, y luego me fui a la cama a leer. (Elegí el sábado porque entre mis reglas incluí el “nada de televisión”, y el domingo tenía que ver el partido de los Giants). Me desperté nervioso, con ansia de portátil, pero eso estaba prohibido. Me avalancé hacia el teléfono, pero no… eso tampoco valía. ¿Enviar un mensaje de texto? No, estábamos en las mismas. Rápidamente me di cuenta de que me sentía igual que cuando se va la electricidad y descubres que ningún electrodoméstico funciona. Enseguida pasé a la siguiente fase: estaba nervioso, excitable, alterado.

Me sobrepuse. Leí el periódico completo, sin hipervínculos. Intenté relajarme y no hacer nada, lo cual me llevó a dar un largo paseo, sin mi reproductor MP3, tras lo cual me eché una siesta y leí algo más, una novela actual. Me bebí un té de hierbas (la cafeína no era de gran ayuda) y me puse a mirar por la ventana. Intenté no ser tan resuelto, no preocuparme sobre el montón de información que se estaba amontonando en mi ciberespacio personal, y no pensar en lo ocupado que estaría la mañana siguiente. Cociné algo, luego me fui a la cama y leí algo más.

Reconozco los síntomas. Inicialmente me invaden cada vez que me voy de fin de semana a la montaña asturiana, aunque luego me sobrepongo gracias a los juegos y paseos con mis hijos. Termino olvidándome de mis “ciberobligaciones” mientras doy una vuelta en moto o les disparo unos perdigones a unas latas. Durante esos días, como cuenta Bittman, duermo (y como) de más, pero ni con esas consigo olvidarme completamente del geek que llevo dentro… y es que la cámara digital siempre me acompaña. Con ella salgo a la caza de imágenes, con la esperanza de que algún día lograré (como hizo el lugareño Teixeu) obtener la fotografía de mis sueños.

7 Comentarios

  1. 1 OSScar OSScar 4 Mar 2008 0 (0 Votos)

    Suscribo lo dicho.
    Por asuntos laborales me encuentro en Ecuador, en mi caso no fue voluntario, pero los efectos son los mismos. Hasta que consegui dar de alta mi linea de internet (por cierto mediante radio y repetidores) sude sudor y sangre… cuando por fin consegui mi conexion (128kb/69€ mensuales (ya te cagas)) tenia en mi lector de feeds mas de 1000 entradas… obviamente tuve que dar todas por leidas, y me angustia pensar que entre esas entradas estuviera algo que me cambiara la vida…jajaja

    Esso si, mi movil, Ipod y camara digital ni de coña las dejo. Faltaria mas!

  2. 2 Randall Stevens Randall Stevens 4 Mar 2008 0 (0 Votos)

    La verdad es que cuesta “desengancharse”, sobretodo si la rutina diaria el trabajo depende de la tecnología.

    Dicho sea de paso, el fin de semana se sobrelleva mejor. El deporte y las salidas con los amigos son mi habitual válvula de escape… sino acabaría “Enjuto” perdido XD

  3. 3 aldato aldato 4 Mar 2008 0 (0 Votos)

    si aún tengo ganas de irme de marxuki entonces no estará tan grave jajajajajaja;)

  4. 4 Motarile Motarile 5 Mar 2008 0 (0 Votos)

    Coincido contigo sobretodo en que los niños son la mejor medicina para el desenganche.

    Almenos en mi caso, cuando estoy con ellos, casi que me olvido del pc.

    Ptons.

  5. 5 Gandolpus Gandolpus 5 Mar 2008 0 (0 Votos)

    Después de todo un día sin conexión, pues me cambié de casa, puedo decir que el síndrome realmente existe. Como a OSScar, me salvó el móvil aunque le dejé la batería casi al borde del colapso ;)

  6. 6 kissu kissu 5 Mar 2008 0 (0 Votos)

    ” no preocuparme sobre el montón de información que se estaba amontonando en mi ciberespacio personal”

    cuanta razón, hasta que no nos quitamos de la dependencia de los aparatitos no nos damos cuenta de lo enganchados que estamos o de las obligaciones que nos creamos en internet… que si tengo que escribir en el blog, ver los foros, leer los rss… un estrés.

    Cuando se va la luz es lo peor, nos sentimos como desamparados…
    pero qué duro es vivir sin internet (después de leer la frase se da uno cuenta de los superficial que es, cuando en otros lugares se mueren de hambre por ejemplo)

  7. 7 Oscar Oscar 18 Mar 2008 0 (0 Votos)

    Yo antes era un tipo normal, no tenía internet, hasta que un día entre y hasta aquí que si leer blogs, que si entrar en foros… empecé a hablar raro: rss, SEO, wordpress, hosting, … no tengo temas de conversación con nadie, no me gusta el futbol, no veo la tele… Dios mío, ahora resulta que tengo sintomas de geek, ¿mande? ¿Y eso que es?

    Comparto lo de la desconexión, yo lo intento una vez por semana, hay que dosificar, ahora vengo de jugar al basket y ya estoy aquí escribiendo en un blog que me recomendo un colega.

    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr