¡Las manos donde yo las vea!

Dice el histórico y popular adagio que la mujer del César no solo ha de ser honrada, sino que también debe parecerlo, y esta idea es la que han debido de tener en mente los creadores del catálogo de moda otoño/invierno que la casa nipona Tsuhan Seikatsu envía por correo a sus clientes. Entre los artículos para esta temporada llama poderosamente la atención la correa de sujeción portátil para el metro, y es que esta correa en cuestión no se ata a ninguna barra fija en el techo, ni en los laterales de los vagones del metro, sino que se lleva así, a pelo… unida al vacío pero en un sitio bien visible. Aunque resulte dificil de creer, este “quijotesco” artilugio no tiene más utilidad que el de demostrar a las damas, con las que tan apretadamente se comparte viaje en los atestados subterráneos de Tokio, que uno no les está tocando el culo, apretándole impúdicamente las tetas, o atacando sus partes pudendas con esa otra mano que no se ve, que no va agarrada a la barra… sino que uno, que no es mujer ni se llama César, sino Hiroshi, Takashi, o Koji, es tan honrado como el que más. Y si para demostrarlo uno tiene que hacer el gilipollas agarrado a un asidero que pende del aire, y pagar por ello unos 3,50 Euros, pues se hace y punto… que las falsas acusaciones de acoso en el metro son ya un problema serio y preocupante, y no está el horno para amashokus.

Vía Pinktentacle

2 Comentarios

  1. 1 facundo facundo 16 Ene 2008 0 (0 Votos)

    Estos ponjas no paran de sorprenderme

  2. 2 Jackie Chan Jackie Chan 16 Ene 2008 0 (0 Votos)

    Esto que parece realmente una gilipollez inútil que solo los japoneses sacarían (y comprarían) es algo que realmente refleja un problema que desde mi punto de vista es bastante serio, y es el acoso sexual en los apelotonados transportes públicos nipones. Como algunos sabréis, a los japoneses no le gusta la confrontación, y hacen lo que sea posible para evitarla (estoy hablando del japonés medio, claro), y si resulta que eres mujer y te estan metiendo mano en el metro, evidentemente el decirle a el acosador que no lo haga ES UNA FORMA DE CONFRONTARTE A EL (por lo que muchas optan por callarse y desear que ese indeseable se baje en la siguiente estación). Es triste pero cierto, pues si no lo creeis, solo he de deciros que en los trenes de hora punta, hay una serie de vagones EXCLUSIVAMENTE PARA MUJERES. Por eso mismo los hombres “decentes” muchas veces han de colocarse de alguna manera para que sus manos estén visibles u ocupadas para que no sean acusados de acosadores si se produce algún incidente cercano. La verdad es que tiene que ser una putada el que te acusen de meter mano a una desconocida (y lo que mas jode, es que encima otro se haya puesto morado y te carguen a ti el mochuelo).
    Un saludete

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr