Famoso inventor pretende duplicar la eficiencia de los conversores eléctricos solares

Imagen de previsualización de YouTube

Este hombre es Lonnie Johnson, un ingeniero nuclear y antiguo operario de la NASA que se hizo archimillonario inventando la Super Soaker, la primera pistola de agua que incorporaba un compresor de aire manual, que ayudaba a que el chorro saliese disparado hasta los 15 metros de longitud. No contento con haber revolucionado el mercado del juguete estival, Johnson se ha propuesto ahora lograr un dispositivo que transforme en electricidad el 60% de la energía solar recibida (y no el 30% como sucede en la actualidad). Para ello Johnson está desarrollando un nuevo motor calórico de estado-sólido. Su sistema de conversión de energía termoeléctrica, a la que ha bautizado como JTEC, no funciona como los paneles solares habituales basados en semiconductores de silicio que transforman la luz en electricidad, y tampoco se parece a un motor stirling.

En el JTEC, el hidrógeno circula entre dos membranas-electrodos ensambladas (abreviadamente MEE), por lo que se podría decir que de parecerse a algo lo haría a una pila de combustible. Pero el parecido es lejano, puesto que el JTEC no contiene partes móviles y es un sistema cerrado, es decir no precisa de una fuente externa de hidrógeno, tampoco requiere una entrada de oxígeno, y por supuesto tampoco emite ninguna clase de residuo (como agua). Aparte de una pequeña inyección de electricidad que actúa como la chispa en los motores de combustión interna, la única cosa que entra en el JTEC es el calor.

Así funciona: se une una pila MEE a una fuente de calor de alta temperatura (por ejemplo a una concentración especular de rayos solares), y la otra MEE se une a un sumidero de calor de baja temperatura (por ejemplo el aire ambiente). La pila de bajo calor actúa como compresor, mientras que la pila de alto calor funciona como amplificador. Una vez que el ciclo se inicia mediante la inyección eléctrica, la diferencia de presión resultante produce un voltaje entre ambas pilas MEE. El voltaje más alto en la pila de alta temperatura fuerza a la pila de baja temperatura a bombear hidrógeno desde la zona de baja presión hasta la de alta, lo cual mantiene la diferencia de potencial. Mientras tanto, el hidrógeno al pasar a través de la pila de alta temperatura genera electricidad.

Cuanta más grande sea la diferencia entre las temperaturas de ambas pilas, más alta es la eficiencia alcanzada por el JTEC. En la actualidad, Johnson trabaja con prototipos que pueden alcanzar los 200º de temperatura, pero está experimentando con membranas cerámicas que pueden alcanzar temperaturas más altas. Su objetivo a medio plazo es alcanzar los 600º, momento en el que el sistema podrá aprovechar el prometido 60% del potencial eléctrico solar.

Resumido de Super Soaker Inventor Aims to Cut Solar Costs in Half

3 Comentarios

  1. 1 Neo_Von Neo_Von 10 Ene 2008 0 (0 Votos)

    Sería un sueño si eso fuera verdad y dejar de una puta vez el petróleo. Pero seguro que las malvadisimas petroleras asesinan a este hombre que lo que quiere es ayudar a la humanidad. Por cierto, donde a quedado la fusión fría??

  2. 2 Maikelnai Maikelnai 10 Ene 2008 0 (0 Votos)

    Más info en El Tamiz

  3. 3 Nostromo Nostromo 12 Ene 2008 0 (0 Votos)

    La fusión fria era mentira, unos investigadores con ganas de notoriedad. Aun en la ciencia hay gente que intenta engañar. Como ejemplo reciente, la clonación del científico coreano que se inventó los resultados.

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr