Hmmm … proteínas

Esta mosca está a punto de encontrar su perdición en un estanque profundo de pringue pegajoso. Al contrario que otras plantas carnívoras, la Nepenthes rafflesiana no atrapa a sus presas entre paredes céreas o entre hojas muy prietas. En lugar de eso, excreta una mucosa densa hacia el interior de su jarra, una especie de adhesivo gomoso y elástico. Cuando una mosca resbala en el borde húmedo de la jarra, aterriza en el estanque. Y cuanto más se mueve el insecto, más pegado se queda, tal y como informan los investigadores en la edición online del 21 de noviembre de la revista PLoS One. La única escapatoria posible depende de la lentitud de los movimientos, claro que permanecer en calma debe ser muy duro cuando tu eres el menú de degustación. (Foto: Laurence Gaume y Yoel Forterre)

Visto en ScienceShots

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr