¿Qué nos hace ventosear?

La respuesta puede apestar, pero cualquier cosa que comamos o bebamos nos provoca gases. De hecho, es normal que cada persona “emita” 1,9 litros de gas (de 15 a 20 pedos) al día.

Cuando ingerimos la comida, el aire viene acompañándola. De modo que aunque eructar suene grosero, recuerda que el gas tiene que abandonar nuestro cuerpo por un sitio u otro.

No obstante, la olorosa flatulencia se produce gracias a las colonias de bacterias que viven en el interior de nuestro tracto intestinal inferior (esa es la explicación de que el gas tarde algunas horas en irrumpir tras una comida). En el proceso de convertir nuestros alimentos en nutrientes útiles, estos microbios digiere-comidas producen un oloroso subproducto del gas sulfuro de hidrógeno – el mismo hedor que emana de los huevos podridos.

Aunque la respuesta gaseosa de las bacterias a las comidas difiere de persona en persona (ya que cada individuo posee una colección única e intrasferible), los ingredientes que más gas tienden a producir son los azúcares, especialmente los cuatro siguientes:

* Fructosa – Un ingrediente natural de algunas plantas como las cebollas, el maiz, el trigo e incluso las peras. A menudo se presenta concentrado en sirope azucarado para refrescos y bebidas de fruta.

* Lactosa – El ingrediente natural dulce de la leche, también presente en alimentos como el pan y los cereales. Algunas personas nacen con bajos niveles de lactasa, la enzima que disuelve la lactosa, un hecho que aumenta su susceptibilidad a los gases.

* Rafinosa – El secreto ingrediente gaseoso presente en las alubias, que también abunda en el brócoli, coliflor, repollo, espárragos y otros vegetales. Productos como Beano, diseñados para reducir la producción de gas, deshacen el azúcar antes de que puedan llegar a las ansiosas bacterias intestinales.

* Sorbitol – Se encuentra en la mayor parte de las frutas, este indigerible azúcar se usa también como edulcorante artificial en los productos “dietéticos” y alimentos sin azúcar. Si, el chicle sin azúcar, los caramelos, la soda y cualquier cosa aparentemente dulce pueden provocar gas.

Otros ingredientes pedo-productores incluyen las fibras y almidones presentes en comidas como el maiz, patatas y trigo. A pesar de que las grasas y las proteínas no causan gases, pueden retardar la digestión de un alimento – lo cual da a las bacterias más tiempo para generar gas a partir de otros ingredientes.

¿Queréis saber cual es el único alimento que no provoca gases? – El arroz.

Para luchar contre la flatulencia es necesario muchos ensayos de prueba y error encaminados a descubrir qué alimentos excitan más a nuestras amigas intestinales y cortarles el suministro. Como norma general, tomar productos anti-gas como la alfa-galactosidasa (Beano) o la enzima lactasa (Lactaid) con ciertos alimentos problemáticos pueden reprimir las flatulencias; la simeticona (Gas-X) solo ayuda a aliviar la hinchazón acelerando el tránsito del gas.

La irritación crónica o ventoseo doloroso puede ser indicativo de algo serio, de modo que en estos casos lo mejor es visitar a un especialista gastrointestintal.

Traducido de What Makes Us Fart?

4 Comentarios

  1. 1 Manu Manu 8 Sep 2007 0 (0 Votos)

    Ja ja! Muy bueno! Por fin alguien aborda este tema, del que nadie habla, y todos nos tiramos unos pedos que pa’ que… Sobre todo en la postura esa de cuando estás sentado y te pones de medio lado para que salga mejor! Ja ja ja!! brutal!

  2. 2 juaco juaco 9 Sep 2007 0 (0 Votos)

    ja, ya sabia yo que ventosiar es cuestion de salud, y no de mala educacion como ha creido siempre la gente. Imagínate todos esos peos retenidos en nuestro intestino. Explotarían!. Con razon dicen por ahi que es mejor perder un amigo que perder una tripa.

  3. 3 Cabezón Cabezón 9 Sep 2007 0 (0 Votos)

    O sea, para evitar incrementar el efecto invernadero con nuestros pedos, lo mejor es comer más arroz y menos soja.
    Detecto un error en el artículo, pues las sustancias que menciona como flatulentas son hidratos de carbono y no contienen azufre; sí que se incrementan los gases, pero se trata de metano, gas inodoro.
    Lo que produce el sulfuro de hidrógeno son las proteínas, sobre todo las que contienen aminoácidos azufrados; por eso menciono la soja.
    Sería interesante añadir que la mayor parte de los gases intestinales son metano, pero una pequeña proporción de sulfuro de hidrógeno es suficiente para proporcionarles ese olor característico ;-)

  4. 4 mary mary 20 Nov 2008 0 (0 Votos)

    jajajajaj la verdad que si mejor es perder un amigo que una tripa jajajajajajajajajaja que chistoso

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr