¿Se puede convencer a los que no creen en la llegada del hombre a la luna?

huellaluna.jpgOs dejo con una pregunta dirigida por un lector a David Morrison, responsable de la sección Pregúntale a un Astrobiólogo del NAI (Instituto de Astrobiología de la NASA). Entre las últimas, y muy interesantes respuestas de este eminente científico, he elegido traducir esta porque me encanta su firmeza, la abundancia de razones innegables mencionadas, y la definición final que Morrison hace de los conspiranoicos, entre los que de forma valiente incluye a los creacionistas.

Pregunta: Disculpe si ya se lo han preguntado antes, pero… seguramente existe algún telescopio en la Tierra que pueda ver evidencias de las misiones humanas a la luna, y por tanto poner fin a tanta sospecha acerca de la falsedad de este hecho histórico ¿no es así?

Respuesta: Los telescopios de la Tierra han sido usados varias veces para hacer rebotar lásers en los retro-reflectores desplegados en la luna por los astronautas de las misiones Apolo, pero alguien que niega que hayamos ido a la luna siempre podrá afirmar que esos dispositivos fueron colocados allí por robots, y no por humanos. Incluso si pudíeramos obtener fotos claras de los lugares de aterrizaje, dudo mucho que con ellas pudiéramos convencer a los que niegan este suceso. Esta gente ha elegido ignorar o negar vastas cantidades de evidencias, incluyendo el testimonio de los astronautas que fueron allí, el de los miles de científicos que analizaron las muestras y los datos traídos desde nuestro satélite, y a las decenas de miles de personas que participaron en los lanzamientos, controles de misión, y operaciones de recuperación de las cápsulas Apolo. También llegan a ignorar el hecho de que los rusos, que competían con los Estados Unidos en colocar a humanos en la luna, jamás se hayan cuestionado aquel logro. Para cualquier persona que se interese en las evidencias, ninguna foto podría acercarse siquiera a lo convincentes que resultan los 400 kilos de material lunar traídos a la Tierra, que son completamente diferentes a las rocas de la Tierra, y que deben tener un origen extraterrestre. Me temo que los que niegan la llegada del hombre a la luna, como aquellos que niegan el holocausto, o los que creen que la Tierra solo tiene unos pocos miles de años de antigüedad, han elegido rechazar los argumentos o evidencias científicas en favor de sus creencias preconcebidas.

David Morrison – Científico jefe del NAI

Original en inglés (2 de julio de 2007)

10 Comentarios

  1. 1 Jordi Guzman Jordi Guzman 6 Jul 2007 0 (0 Votos)

    Completamente de acuerdo, no hay nada que hacer contra este tipo de gente.
    Saludos.

  2. 2 Hernan Hernan 6 Jul 2007 0 (0 Votos)

    Como vi una vez en Penn & Teller, si los yanquis no pudieron cubrir Watergate, cómo van a mantener oculto ésto?

  3. 3 aguilar aguilar 6 Jul 2007 0 (0 Votos)

    No creer en lo evidente es una aptitud muy propia del ser humano. Por cierto, el rey español de las conspiraciones, Iker Jiménez, tras el parón veraniego de su programa durante el 2006 (sólo pusieron reposiciones) lo primero que hizo fue hablar de la desaparición de las cintas originales del alunizaje perdidas por la NASA.

  4. 4 El Judas. El Judas. 6 Jul 2007 0 (0 Votos)

    .

    David Morrison será muy interesante, pero no creo que sea eso lo que le han preguntado.

    Lo que yo creo que le han preguntado es si puedo encontrar un telescopio con el que mirar a la luna y enseñarle a un “conspiranoico” lo que dejaron allí las misiones terrestres.

    .

  5. 5 Cabezón Cabezón 6 Jul 2007 0 (0 Votos)

    Maikel, ¿por qué no posteas esto mismo en los foros de Astroseti? Sería útil tener la referencia a mano cuando salga el tema a relucir por algún conspiranoico de esos que de vez en cuando nos visita ;-)
    De paso te saludas a la gente. Te echamos de menos ¡buaaa!

  6. 6 Maikelnai Maikelnai 6 Jul 2007 0 (0 Votos)

    Judas ¿no te las leído la parte de los retro-reflectores? El que no quiere creer, no creerá aunque le lleven a la luna… diría que todo fue una “alunización” ;-)

  7. 7 Leonardo Leonardo 7 Jul 2007 0 (0 Votos)

    Estimados Maikelnianos,

    dos rabias me sobrevinieron durante mi estancia de tres años en la península y que fueron a saber: la creencia o mito establecido de que el hombre no llegó jamás a la luna y la segunda, la opinión generalizada de la existencia de una conspiración que tiene por propósito ocultar, también en la luna, una base alienígena.

    Me sorprendió ciertamente la primera en el momento de enterarme, y supuse que era una broma. Luego, traté de justificar los argumentos infantiles que se me exponían con los mismos presentados años ha por el filme Capricornio I, o también por comprender que cierta gente tiende a pensar que existen conspiraciones llevando por ende y sin más a su “contradictoria semejanza” con la segunda.

    Recuerdo que mi jefe convencido me cuestionaba por la evidencia de símbolos o letras inscriptas en las rocas lunares, el flameo de la bandera en el vacío, la aparición espontánea de luces en el espacio, la ausencia de estrellas, entre otras tantas chorradas. Ridiculeces que le manifestaba son perfectamente explicadas con simplezas como ser basuras, manchas o pequeños cabellos en la película, reflejos en el cristal de la cabina o de que la cámara utilizada en la superficie era idónea para soportar el albedo lunar pero no para contrastar exposiciones de la misma contra el espacio.

    Finalmente me inquiría jactancioso: ¿Entonces quien filmaba a Neil Armstrong bajando las escaleras? … Por lo que abdiqué en esa ocasión.

    En mi apartamento en Girona, unas de estas tantas noches de insomnio luego de ver a Eduard Punset, cambio de canal y me encuentro con un documental que llamaré de horror (ahora que lo recuerdo, me ha quedado pendiente bajármelo con la mula para mi archivo); se trataba de una animación (muy bien hecha pero animación al fin) donde se mostraba una base extraterrestre abandonada y que supuestamente estaba siendo visitada/filmada por astronautas de una misión Apollo. Días después me enteré por Internet que había sido preparada por un estudio y la cadena de TV que lo emitió salió a aclarar públicamente que se trataba de un hoax.

    Sin extenderme más en mi anecdotario, recuerdo que bajo dosis indiscriminadas de Cosmos y tras participar de las primeras jornadas SETI en Argentina en el ‘85, llegué a pensar, o quizás sólo especular que frases como “afirmaciones extraordinarias requieren siempre evidencia extraordinaria” ó “la ausencia de evidencia no es evidencia de la ausencia” encenderían alguna una chispa de sensatez en las mentes más flacas y obtusas.

    Que iluso era Russell* mío, 20 años después de aquella época dorada todavía hay necios que piensan que la luna es de queso Emmental.

    * Práctica del buen samaritano: reemplazar Dios en toda frase por algún pensador agnóstico, por ejemplo: “a quien madruga, Huxley lo ayuda”

    Salu2

  8. 8 KYTT KYTT 9 Jul 2007 0 (0 Votos)

    Me parece muy bien la respuesta de DAvid Morrison, pero como bien dicen arriba, no le han preguntado eso. Yo creo que hay suficientes razones para que en aquel momento mostraran a la opinion publica aquello, ya fuera real o ficcion.

    Para mi es mucho mas contundente la respuesta de que los rusos no pusieron en evidencia aquel suceso. Eso si me convence de que fue real. Lo demas son patochadas facilmente manipulables.

  9. 9 forber forber 9 Jul 2007 0 (0 Votos)

    el tema stargate sigue vivo! nunca debio de acabar esa serie :p

  10. 10 Lobosabio Lobosabio 10 Jul 2007 0 (0 Votos)

    Esto no tendrá importancia dentro de 20 años, cuando el pasatiempo favorito sea mirar por el telescópio, para fotografiar “Apollo City”… ;D

1 Trackback / Pingback

  1. todo.noticia.es

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr