El enfrentamiento de los genitales del pato

PATRICIA BRENNAN

Las aves tienden a tener órganos sexuales externos muy pequeños y simples, pero los patos son la gran excepción. El falo del macho es algunas veces tan largo como su propio cuerpo y se retuerce en el sentido de las agujas del reloj como un sacacorchos (derecha). Las hembras poseen largas vaginas tubulares, como esta (izquierda) de un pato de Pekín, que podrían haber coevolucionado para evitar la copulación forzada por parte de machos no deseados, según un reportaje aparecido el pasado 2 de mayo en PLoS ONE. El oviducto de la hembra tiene muchos pliegues externos o “vías sin salida” y también tiene forma de espiral, de modo que para un pato macho no es sencillo acoplarse.

Visto en Galería de Imágenes de Scientific American (2 mayo 2007).

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr