De chatarra espacial a… ¿herencia de la humanidad?

Una arqueóloga australiana cree que más de 8000 pedazos de chatarra orbitando la Tierra, el producto de medio siglo de lanzamiento de cohetes, satélites y exploradores de superficie al espacio, son de tal importancia cultural que deberían adquirir el estatus de herencia de la humanidad.

La mayor parte de la chatarra, comenta la doctora Alice Gorman, arqueóloga e investigadora honorífica asociada a la Universidad de Nueva Inglaterra, debería destinarse a la incineración mediante haces de láser (cuando esta tecnología de “limpieza” se perfeccione).

Un ejemplo de chatarra merecedora de ser salvada para la posterioridad es el satélite Vanguard 1 (cuyo tamaño es aproximadamente el de un balón de fútbol) lanzado en 1958 y que ahora es el objeto más antiguo elaborado por el hombre que aún orbita a la Tierra. Si lo protegemos, permanecerá en órbita durante 600 años más. Si no lo hacemos, podrá acabar sus días catalogado como chatarra o incinerado por un haz laser.

A pesar de que sus baterías se agotaron hace años, impidiendo la comunicación directa, el Vanguard 1 es aún visible y rastreado por los fans. Gracias a la web del aficionado sueco Tommy Estrom, cualquiera puede llevar la cuenta del número de órbitas completadas por esta reliquia, más de 190.000 en la actualidad.

Datos extraídos de From space junk to world heritage listing.

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr