Científicos observan a las proteínas anticongelantes en pleno trabajo

Un equipo de científicos estadounidenses y canadienses ha determinado por qué algunas “proteínas estructurales de hielo” (ISP) encontradas en ciertos animales y hongos son más activas que otras.

Las así llamadas proteínas anticongelantes halladas en ciertos peces, insectos, plantas, hongos y bacterias se unen a la superficie de los cristales de hielo para inhibir su crecimiento y mantener al organismo huésped a salvo de la congelación. Lo que desconcierta a los científicos es por qué algunas proteínas estructurales de hielo, tales como las que se encuentran en el gusano de las yemas del abeto (Choristoneura fumiferana) son más activas que otras.

Los científicos combinaron las proteínas anticongelantes de este gusano con las de un pez marcado de forma fluorescente. Empleando un microscopio capaz de detectar esta fluorescencia, descubrieron que la hiperactiva proteína del gusano detenía el crecimiento de los cristales de hielo en varias direcciones en particular. Las proteínas anticongelantes del pez eran menos efectivas.

Las partículas de hielo se apilan formando láminas que recuerdan a un panal de abeja. El grupo descubrió que las ISP más débiles del pez evitaban que las partículas de hielo se expandiesen hacia los lados, lo cual lograban aparentemente uniéndose a los bordes de las láminas de cristal. Como el hielo solo se puede unir a la parte superior o inferior de estas láminas, las partículas con forma de disco – o gota – crecen formando un diamante de seis picas (véase foto superior). El grupo observó que las proteínas del gusano se agrupaban tanto en los bordes como en las caras planas de los cristales de hielo, lo cual evitaba que estos creciesen en las direcciones en las que normalmente lo hacen.

Los investigadores, dirigidos por los profesores Ido Braslavsky de la Universidad de Ohio y Meter Davies de la Universidad de Queen, opinan que su descubrimiento podría tener aplicaciones en medicina, agricultura e industria alimentaria.

Dicho estudio fue presentado el martes en Denver durante el encuentro de marzo de la Sociedad Física de los Estados Unidos.

Traducido de Scientists study antifreeze proteins y de Scientific American.

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr