¿Azúcar en el depósito de combustible? Podría mover tu coche en el futuro.

¿Qué pasaría si la gasolina, el gasoil y el queroseno pudieran fabricarse sin necesidad de petróleo, a partir del azúcar? Una empresa con sede en Emeryville y fundada por científicos de la Universidad de California en Berkeley está intentando hacer justamente eso, con asombrosas implicaciones en lo medioambiental y en lo económico.

La solución azucarada podría cortar la adicción de Estados Unidos al petróleo.

La ciencia conoce desde hace mucho tiempo una forma de fabricar etanol añadiendo azúcar a la levadura. Pero ahora, empleando el mismo proceso biológico básico, los científicos pueden re-programar a los microbios para que hagan algo parecido a la gasolina. Es una tecnología de vanguardia conocida comúnmente por “biología sintética” y cambiará el modo que cargamos de combustible los vehículos que a día de hoy funcionan con petróleo – al menos, eso es lo que esperan en la empresa Amyris Biotechnologies.

El doctor Jack Newman, vicepresidente de Amyris Biotechnologies comenta: “¿Por qué hacer metanol si lo que intentamos hacer es un combustible? Deberíamos hacer algo que se pareciera más a la gasolina. Deberíamos hacer algo que se pareciera más al gasóleo. ¿Y si quieres diseñar combustible para aviones? También podemos hacerlo”.

El fisiólogo microbiano Jack Newman, conoció al biólogo Kinkead Reiling y al ingeniero Neil Renninger mientras los tres realizaban trabajos de post-grado en un laboratorio de la U.C. Barkeley.

Pronto se dieron cuenta de que los tres compartían puntos de vista similares y que formaban el equipo perfecto para lanzar una compañía como la que ahora tienen, en la que se saca a la ciencia de su mundo académico y se la aplica al mundo real.

Amyris Biotechnologies nació gracias a un aval de 43 millones de dólares aportado por la Fundación Bill y Melinda Gates, para lograr una droga más efectiva contra la malaria a través de la biología sintética.

El doctor Jack Newman comenta: “Esta es la misma tecnología que tan bien resultó en las actuales aplicaciones para la consecución de un fármaco contra la malaria, de modo que dijimos, ‘estupendo farmacéuticos, es un modelo maravilloso’, y después nos dimos cuenta, nuestro mercado es África, y allí ganan menos de un dólar al día”.

De modo que también decidieron dirigirse a un mercado más lucrativo – el de los combustibles biológicos – una alternativa limpia a los productos derivados del petróleo.

En cuestión de meses obtuvieron un capital (aportado por varias empresas) de 20 millones de dólares , y un nuevo consejero delegado.

John Melo, consejero delegado de Amyris Biotechnologies, comenta: “En cierto modo estamos creando el próximo petróleo”. Melo dejó su trabajo como presidente de operaciones con combustibles en los EE.UU. en gigante petrolero BP . Se incorporó a Amyris a principios de enero.

Melo comenta: “No creo que “logremos sacar a las grandes petroleras del mercado” en absoluto. Creo que el mundo necesita a las grandes petroleras y que también necesita a empresas como la nuestra”.

Y ¿qué opina del potencial de la compañía?

Melo comenta: “Creo que para el 2011 o 2012 seremos una empresa de 10.000 millones de dólares”.

En la oficina del presidente de la compañía, Kinkead Reuling, se puede leer en una roca pintada: “Si quieres predecir el futuro, invéntalo”.

Reuling cree que los combustibles de Amyris llegarán a las estaciones de servicio en 5 o 10 años.

La periodista de ABC 7, Heather Ishimaru le pregunta: “¿Crees que el plazo de 5 o 10 años es realista?”

Reiling responde: “Si, sin duda.”

Podríamos comparar a la biología sintética y a Amyris con la industria de la informática hace 30 años.

Neil Renninger, vicepresidente de Amyris, comenta: “Todavía estamos un poco como en el salvaje oeste. Hacen falta grandes dosis de energía y un montón de ideas nuevas, y a causa de esto, veremos un ritmo velocísimo de progreso, y este no necesariamente llegará a pequeños pasos, sino a saltos súbitos”.

Estate al tanto del próximo salto, podría ser una oferta pública de acciones.

Traducido de Sugar in the gas tank? It might run your car someday (29/1/07).

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr