¿Qué hacer con nuestro resfriado?

Definitivamente, no lo mates de hambre. En realidad, deberías empezar con una sopita de pollo.

Cada adulto, sufre de media entre dos y cuatro resfriados al año. Los niños pueden tener hasta 10 resfriados de origen vírico. Tocas el pomo de una puerta, luego te frotas los ojos… esa clase de cosas. La mejor prevención: lavarse las manos mucho.

Si pillas un constipado, aquí tienes algo que funciona, según se explica en un artículo publicado en la edición de este mes de la revista Women’s Health de la Clínica Mayo:

La sopa de pollo, como casi cualquier fluido, puede ayudar. Los líquidos ayudan a librarse de la mucosidad que causa la congestión. La humedad es buena también. El acetaminofenol reducirá la fiebre y aliviará la irritación y dolor de garganta. La aspirina, ibuprofeno y naxopreno, son así mismo una opción, pero pueden afectar al estómago.

Lo que funciona

Los descongestionantes ayudan a combatir la mala ventilación. Hacen encogerse a los tejidos inflamados del interior de la nariz. Pero los descongestionantes en pulverizador o las gotas pueden empeorar la congestión si se usan más de dos o tres días. Habla con tu médico antes de usar un descongestionante nasal si padeces de hipertensión, enfermedades renales, glaucoma, problemas de tiroides o diabetes. El agua salada (en gotas o pulverizador) también alivia la congestión nasal.

Lo que no funciona

El artículo aconseja pasar de los antihistamínicos. Usados a menudo para tratar las alergias, los antihistamínicos resecan las membranas nasales y ralentizan el flujo de la mucosidad que ayuda a los conductos nasales a librarse de los gérmenes.

¿Medicamentos para la tos? Muchos doctores, incluyendo a los miembros del Colegio Americano de Médicos del Pecho, dicen que los medicamentos no prescritos para la tos (es decir, los que se venden sin receta) no ayudan demasiado.

¿Vitaminas? La mayoría de los estudios no respaldan el uso de vitamina C, equináceas o zinc como remedios para el catarro. Las pastillas con iones activos de zinc, sin embargo, podrían acortar la duración de los síntomas.

Si padeces fiebre alta, dolor corporal o pérdida de apetito, es posible que tengas la gripe, y no un resfriado, y en ese caso deberías ir al médico, advierten desde la Clínica Mayo.

Traducido de How Should I Treat a Cold? (Original publicado el 10-01-2007).

Deja una respuesta

Tu correo nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcardos con *

Obligatorio
Obligatorio

Patrocinadores

Twitter

  • No public twitter messages

Flickr

  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr
  • Una foto de Flickr